Marina Cillero, intensa actividad social, política y cultural

Su hermano Antonio publica un libro de cuentos con Julen Madariaga, futuro fundador de ETA

RAMON CILLERO ALONSO nace en O Valadouro, donde su padre es médico hasta 1914, cuando fallece. Ramón ingresa en el Cuerpo de Correos el año 1910. Luego se suceden diversos destinos en A Coruña, Ribadeo y Vigo, antes de recalar en Madrid, donde es nombrado subdirector jefe de Personal en Correos.

Se casa con Francisca Rodríguez López, y tiene dos hijos, Antonio _ ya presente en esta colección _, y Marina Cillero Rodríguez (Madrid, 1933). A punto de entrar las tropas de Franco, la familia se traslada a Valencia con el Gobierno republicano y de allí, a Barcelona y a Francia, como exiliados.

En suelo francés recorren varios campos de concentración hasta dar con sus huesos, cinco años más tarde, en un campo cercano a la frontera con Bélgica, donde conocen la invasión del ejército alemán.

Como Franco ha prometido la amnistía a los republicanos libres de delitos de sangre, Ramón prefiere regresar que caer en manos de los nazis de Hitler.

Aquí es encarcelado en el castillo de la Magdalena y queda cesante. Sus amigos consiguen ponerlo en libertad y la familia regresa a O Valadouro, donde tienen propiedades. Allí hacen el bachillerato por libre Antonio y Marina.

Cuando Antonio debe ir a la universidad, su padre pide el reingreso en el Cuerpo, siendo Lugo la plaza disponible más cercana, de modo que se trasladan a ella. De la compostelana, Antonio pasa a la de Oviedo para estudiar Derecho y estando en Asturias va a ser protagonista de una edición que bien puede figurar en la historia de España.

Varios estudiantes de Derecho y de otras facultades se reúnen todos los viernes en el Rialto, donde nacen las pastas de almendra y chocolate llamadas las moscovitas. Son personas de inquietudes intelectuales y entre ellos deciden escribir y publicar un libro de cuentos, como así ocurre en 1954.

Se llama Los viernes del café, lo edita en rústica Corzo y tiene 114 páginas. Los autores, además de Antonio Cillero, son Víctor Alperi, Fernando Enríquez Rodríguez, otro lucense, Federico-Carlos Gasalla Rivero, Vicente Hidalgo Schumann, Joaquín M. Jiménez Carrillo, Antonio de Pedro Fernández y Julio Ruymal. Queda uno por citar, el alumno de Derecho, Julen Kerman de Madariaga y Agirre, el mismo que años después será uno de los fundadores de ETA.

Cuando se entera, Antonio le comenta a Marina que en esas fechas Julen no estaba tan radicalizado, pero en cualquier caso, el episodio es digno de ser conocido.

Marina se casa a los 23 años con Carlos Mourelle Rábade, con el que vivirá 22 años. Son padres de Carlos y José Antonio y gracias a un anuncio en El Progreso opta a un puesto de trabajo en el Colegio de Aparejadores, que gana frente a 90 aspirantes. A partir de entonces desarrolla una intensa actividad social y política como presidenta durante muchos años de la Asociación Penitenciaria Concepción Arenal y en la de Amas de Casa. Forma parte de Coalición Galega y en las municipales del 82 son elegidos concejales Luis Cordeiro, Benito Rego, Carlos Costas y ella.

Entran en el gobierno de Vicente Quiroga y en ausencia del alcalde le cupo el honor de ser algunas veces entre 1982 y 1986 la primera alcaldesa de la ciudad de forma provisional, así como la primera responsable en la organización de las fiestas el año del Hortensia. En uno de ellos deciden llevar las barracas a la Segunda Ronda y todavía sigue arrepentida.

Escribe cuentos y poesía, algunos de los cuales son publicados en sendos libros, Poemas de amor y fantasía y Os contos do meu curmán, editados por el Concello de Lugo.

Un comentario a “Marina Cillero, intensa actividad social, política y cultural”

  1. Elvira tuñas

    Una mujer de una vez …una pluma de oro como diria mi.padre de quien escribe como los angeles…interesantisima historia como interesante es ella…me puede el smor que le tengo …

Comenta