Francisco Lamas, primer alcalde de izquierdas

Es condenado a muerte, pero se le conmuta la pena por 30 años de prisión, de los que cumple cuatro

LA HISTORIA DE Francisco Lamas López (Lugo, 1905), se conserva con abundantes detalles de primera mano a través de la extensa conversación que mantiene con el periodista Rafael Torres Mulas, para ser publicada en El Progreso e incluida en el libro El Lugo de la diáspora (Ediciós do Castro, 1988), y después, en sus propias memorias, tituladas Para los que no vieron (Ediciós do Castro, 2006), recogidas por la canaria Elvira María Meilán Pérez, esposa de su hijo, Santiago Lamas.

Quiere esto decir que el capítulo biográfico de quien fue el primer alcalde de izquierdas de Lugo está bien respaldado para el lector que desee ampliaciones.

Su padre, Francisco Lamas Díaz, es natural de Santa María de Xián (Taboada) y lo tiene a la avanzadísima edad de 67 años, después de una ajetreada vida que incluye haber estado con Prim en la batalla de Castillejos, cuando la guerra de Marruecos de 1860, así como tres matrimonios, dos de ellos sin acarrear descendencia.

Es su madre Manuela López Vázquez, que solo habla gallego y que vive preocupada, pues sabe que San Pedro no domina su lengua y en consecuencia no se iban a entender. A ningún lector le cabe la menor duda de que sí se entendieron.

Viven en la actual praza do Ferrol, llamada entonces plazuela de San Fernando, donde tiene su comercio Leopoldo Mármol, hermano del futuro regente de talleres de El Progreso, Avelino Mármol.

Su padre los deja huérfano y viuda cuando él tiene nueve años. Ambos deben ponerse a trabajar. Ella, en el servicio doméstico que ya había ejercido antes del matrimonio, y él, después de estudiar algo más, consigue entrar como contable en las oficinas del corredor de comercio Jesús García Gesto el año 1919.

Por afición y por necesidad, Lamas se pone a las órdenes de Nilo Fernández Castro, el director de La Provincia, que en esos momentos compite en el mercado de la prensa local con La Voz de la Verdad y El Progreso.

El chaval pronto enfila camino para convertirse en un temprano intelectual, como acredita la conferencia dada en el Instituto sobre Rosalía y Curros cuando solo tiene dieciséis años. Cosas que pasaban antes de que hubiese tantas y tan inútiles leyes de Educación.

Estudia Magisterio y luego inicia la carrera de Medicina, que va a recorrer por etapas entre las universidades de Madrid, Valladolid y Santiago, finalizadas las cuales se establece como médico en Lugo el año 1933.

Lamas va a desarrollar una triple actividad médica, intelectual y política, que le lleva a implantar Acción Republicana en Lugo, a apoyar el Estatuto de Galicia y finalmente a integrar el Frente Popular.

Con Fole pone en pie las revistas Guión y Yunque, crea el Ateneo Popular de Lugo y mantiene una relación con García Lorca en sus viajes a Galicia de 1932.

Poco antes de julio del 36, es elegido alcalde de Lugo, por lo que sufrirá consejo de guerra en octubre del 36 que lo condena a muerte, aunque finalmente es conmutada esa pena por la de treinta años de cárcel de los que cumplirá cuatro en la cárcel de San Cristobal de Pamplona.

Familiares en las filas de Falange impiden que se lleve a cabo la peor de las suertes.

En 1941 será médico privado en Vilagarcía de Arousa y en 1946 va a Madrid, como becario del Instituto Cajal, gracias a Fernando de Castro, con el que realiza la tesis doctoral el año 1948.

Entre 1948 y 1951 está en Badajoz como médico inspector del SOE., y dentro del cuerpo de Sanidad llega a ser jefe de Organización de Centros Sanitarios del Instituto Nacional de Previsión.

3 Comentarios a “Francisco Lamas, primer alcalde de izquierdas”

  1. andrés

    Dos precisiones:
    El Sr. Lamas no fue elegido alcalde. Fue designado por el Gobernador Civil tras la asunción del poder por parte del Frente Popular. Se nombraron gestoras por toda España para borrar del mapa a los alcaldes conservadores.
    El Sr. Lamas salvó su vida por el hecho de ser yerno de un alto oficial de la Guardia Civil. Si no habría corrido la misma e ignominiosa suerte de otros como el recordado Doctor Vega Barrera. Por eso pudo reintegrarse a la administración sanitaria pasados unos años.
    Volvió a Lugo al menos una vez en calidad de inspector del Ministerio. Me consta por testimonio personal de alguien que lo reconoció y mantuvo una conversación con él en tal ocasión.

  2. Cora

    Gracias por las puntualizaciones.

  3. sintrom

    De pena de muerte a libre tras cinco años, como el abuelete de hijo del terrorista, el marqués de intramuros de galapagar.
    Que poca seriedad en las sentencias, lo mismo que con los golpistas catalanistas.
    Luego nos quejamos que las aguas bajan bravas.
    País de panderetas.

Comenta