Manuel Pardo de Vera, presidente de los hidalgos españoles

El ingeniero de Becerreá también es Fiscal del Cuerpo de la Nobleza del Antiguo Reino de Galicia

MANUEL ÁNGEL PARDO de Vera y Díaz (Becerreá, 1948) es hijo del notario Manuel Pardo de Vera, dueño de la Casa de Rivas y de Felisa Díaz Moreno, de la Casa-Torre de Basille, en Baralla.

Hasta sus nueve años vive con Ángel Carro Crespo y María Díaz Moreno, sus padrinos. Tras el fallecimiento de don Ángel, en octubre de 1956, marcha a Santiago de Compostela con sus padres y sus ocho hermanos, de modo que durante el año alterna las residencias en Lugo y Santiago hasta el fallecimiento de María Díaz Moreno, en enero de 1987.

En Playa América, donde veranea con sus padrinos, coincide con Mario Conde, de quien se hace gran amigo. Estudia en el colegio de La Milagrosa de Lugo, donde recuerda en especial a sor Arjona. Luego, La Salle de Santiago y El Pilar de Madrid (1960), a donde va su padre como notario.

Aficionado al teatro, entrevista durante dos años a Adolfo Marsillach, Paula Martell, José Luis López Vázquez, Julia Gutiérrez Caba, Amparo Baró y María Cuadra, entre otros.

Estudia en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid, en cuya tuna se integra. Son años en los que usa capa española, como atestigua una fotografía suya publicada por El Progreso en 1966 .

La mili le sirve para lamentar no haber seguido la carrera militar, pero ya era tarde. Está destinado en Murcia, como ingeniero redactor del Plan de Electrificación Rural. En 1975 entra en FENOSA como ingeniero jefe de Planificación y Obras, con oficina en Ourense.

Su afición a montar a caballo le cuesta un accidente que lo deja fuera de combate durante cuatro meses. También practica el tiro de precisión, deporte en el que está federado.

Fue vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Galicia, vicepresidente de la Asociación de II.II., vocal del Consejo General de España y patrono del Instituto Tecnológico de Galicia, así como director general de Industria, Energía y Minas de la Xunta, presidente de la Sociedad de Información Tecnológica y Empresarial de Galicia y vocal de la Comisión de seguimiento del Plan de Reconversión Naval de España.

Se casa en la catedral de Lugo con María Teresa García Arias y tienen siete hijos, tres de los cuales son lucenses.

A finales de 1989 fue destinado a Madrid como director de Explotación de Redes de Unión Fenosa y se jubila en 2013 siendo director adjunto de Unión Fenosa Distribución.

Al margen de lo dicho, su faceta más singular es su conocimiento de las ciencias historiográficas, siendo director y profesor de la Escuela de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria, así como presidente de la Real Asociación de Hidalgos de España, en la que ingresa en 1982. Esta Real Asociación agrupa a los nobles españoles con la finalidad de divulgar el legado histórico de la hidalguía y desarrollar actividades culturales y asistenciales. Esta Real Asociación posee tres residencias de mayores, con capacidad para 660 personas y un colegio mayor que aloja a 264 universitarios.

Entre otros muchos títulos y cargos académicos, Pardo de Vera es Fiscal del Cuerpo de la Nobleza del Antiguo Reino de Galicia, Comendador de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, y caballero Iure Sanguinis de la Sagrada y Militar Orden Constantiniana de San Jorge.

Entre sus publicaciones, destacan los procesos de infanzonía e hidalguía de Aragón y Navarra. Es conferenciante habitual en los congresos nacionales e internacionales sobre nobiliaria, genealogía y heráldica.

Comenta