González Páramo, el Peor de los hermanos Malasombra

El actor lucense participa durante diez años en el programa infantil que arrasa en España

EXISTE UNA GENERACIÓN de españoles chiripitifláuticos con edades cercanas a los 60 años, por abajo o por arriba. Se llaman así por ser ávidos consumidores en su época infantil de los episodios que protagonizan un grupo de personajes creados por el argentino Óscar Banegas, realizador de Televisión Española, como fueron Locomotoro, Valentina, el Capitán Tan, Ulises o los hermanos Malasombra, entre otros.

Mal que le pese a Luis González Páramo (Lugo, 1940), su vida de actor está devorada por haber sido uno de esos hermanos, el Peor, durante aquellos años.

Luis, Pedro, Casto, Jaime, Emilio, María del Carmen, Maribel y José Manuel González Páramo son hijos de María Páramo Fernández, licenciada en Filosofía y Letras e hija de Pepe Páramo, y del médico forense Casto González Méndez, que atiende cirugía, partos, traumatología “y toda clase de operaciones” en su Sanatorio Quirúrgico de la calle San Marcos, 2, que cuenta con Rayos X y Electroterapia.

Solventados en Lugo los primeros estudios, Luis se traslada a Madrid para estudiar Magisterio, Económicas y Periodismo. Allí forma parte del Teatro Popular Universitario, con el que estrena el Entremés de los huevos (Anónimo) y el Entremés del capeador, de Lope de Vega, entre otras.

En 1965 es su debut cinematográfico en un corto basado en El Jarama. Después, Posición avanzada (1966), El mago de Oz (1966) y La señorita de Trevélez (1969).

Pero en esta época es cuando se cruza en su vida el programa de Óscar Banegas Antena Infantil, iniciado el año 1965 en TvE. A Luis se le presenta la posibilidad de encarnar un personaje que será conocido por millones de niños y adultos de toda España, tanto con ese título, como con el posterior de Los Chiripitifláuticos, de 1966 a 1974.

Quizá no era consciente en ese momento de la capacidad de absorción que iba a ejercer sobre su carrera el personaje de los Malasombra en compañía del actor argentino Carlos Meneguini, ya fallecido; pero rechazar la oferta tampoco tenía sentido, de modo que durante diez años se enfunda el negro disfraz de pistolero Malasombra _ blanco, si se convierte en Buenasombra _, y renuncia a otros proyectos incompatibles.

Meneguini es el Malo, y Luis, el Peor, como le gusta recordar al actor lucense para recalcar su imposible maldad.

La etapa televisiva, a la que pone punto y final la familia Aragón de Los payasos de la tele, tiene un colofón teatral con actuaciones por todas las plazas de toros y palacios de los deportes de España, mientras los niños no se olvidan de los Malasombra para abrazarse a Gaby, Fofó, Miliki y Milikito.

En Youtube se pueden repasar alguno de los programas y la presencia de Luis en Crónicas marcianas y Cine de Barrio.

Hablando de cine, la carrera del hermano Malasombra discurre a partir de entonces entremezclada con apariciones en los espacios dramáticos de TvE.

Por ejemplo en la serie de 1982 Ramón y Cajal, en Cara al sol que más calienta, de 1978, Este señor de negro, de 1976, El mariscal del infierno, de 1974, Cuentos y leyendas, Noche de teatro, Águila de blasón, de 1974), Estudio 1, Historias de Juan Español y Crónicas de un pueblo.

González Páramo también ha hecho doblaje de actores, como Orson Welles y Bud Spencer y dirige después los estudios Videofonic, de esa actividad.

Ya en este siglo se vuelca en la Asociación Católica de Informadores y Periodistas de España (Ucipe), pues había ejercido en informativos religiosos como realizador de tv.

Comenta