Gayoso Piñeiro, dos zarzuelas y muchos orfeones

Nacido en Lugo hace 150 años, las estrenará en Lo Rat Penat y La Latina

ESTUDIA EN EL Seminario de Lugo con sus hermanos Casimiro y Marcelino hasta el año 1889, cuando lo deja porque le tira más el pentagrama que el púlpito. Sin embargo del Seminario sale con los rudimentos musicales que le permitirán ganarse la vida e incluso conocer el éxito.

El nombre de Rafael Gayoso Piñeiro (Lugo, 1870) va a figurar en repertorios al lado de Montes y Chané, pero hoy sigue siendo un semidesconocido.

Aquellos rudimentos se agrandan en el Conservatorio madrileño a donde llega con toda la ilusión del mundo frisando la veintena. Obtiene un premio en solfeo y una ayuda de 250 pesetas para continuar los estudios. Esa década la va a dedicar, como otros jóvenes recién salidos del Conservatorio, o alumnos aún, a trabajar como músicos en los teatros de la capital.

En su caso será primer violín de varias orquestas hasta que pierda el instrumento en un incendio, algo decisivo en su vida, pues al no poder hacerse con otro, debe dedicarse a la enseñanza gracias a su título de maestro nacional.

Da clases en el Centro Gallego y como también domina el sistema Braille, su actividad docente le lleva al hospital y colegio para ciegos de Santa Catalina de los Donados, antiguo hospicio del madrileño arrabal de San Ginés, en Arenal, trasladado luego a Vista Alegre, en Carabanchel.

En 1899 gana las oposiciones para enseñar en esa institución y a ella permanecerá ligado los cuarenta años siguientes.

Asegurado el condumio, Rafael tendrá más ánimo para regresar a la música, pero esta vez como compositor y director, y así en 1904 gana el certamen musical organizado por la Sociedad Artística de Pontevedra para composiciones populares, dotado con 100 pesetas

En 1906 organiza el orfeón Fraternidad Castellana que llega a contar con más de cien voces masculinas y con el que actúa en certámenes de toda España con bastante éxito. El día de la boda o La hora de la siesta son algunas de sus composiciones para esta masa coral de obreros, que pese a su nombre, también se distingue por sus aires gallegos. Aires, que le insufla él, desde luego.

El año 1909, uno después de abrir en Madrid el teatro Lo Rat Penat _ homenaje a Valencia _, la compañía Morcillo estrena en él su zarzuela La noche de la romería, escrita en unión de José Lucio Mediavilla, que se representará en América. Y más tarde, O Consello do vello.

El solar que ocupa Lo Rat Penat es el actual teatro Valle-Inclán en la plaza de Lavapiés. En el medio también estuvo el Teatro Chueca, de corta vida.

La misma colaboración con Mediavilla, más el añadido de Mariano Tirado, se repetirá con la zarzuela Academia taurina, estrenada en el Teatro de La Latina el 17 de noviembre de 1909. Los tres autores deben salir al escenario varias veces para escuchar los aplausos del público.

A Terriña será una de sus composiciones para orfeones, que en 1917 se canta en un certamen de Ourense, por ejemplo.

En 1920 crea la Sociedad de Profesores de Orquesta y nuevas formaciones como el coro Rosalía de Castro, con el que grava varios discos para La Voz de Su Amo, entre ellos la rapsodia de motivos gallegos titulada Lugo, que figura en el cromo.

En el 1928 forma parte de la Comisión mixta de Espectáculos, de carácter nacional, por el gremio de los profesores de orquesta y en el 1931, Frores e Silveiras ofrece un recital en el Círculo das Artes de Lugo con marcado protagonismo de Rafael Gayoso, como ya lo había sido en 1920, cuando gana el festival que organiza el coro Cantigas, celebrado en el Teatro Circo, también en Lugo.

Comenta