Varela Lenzano, académico- fundador y admirado de Schindler

El musicólogo de Nueva York en Galicia sólo lo quiere conocer a él y a Casto Sampredro

EL SOBRINO POLÍTICO de Juan Montes nace en A Coruña y muere en Ourense, pero reside gran parte de su vida en Lugo. Indalecio Varela Lenzano (A Coruña, 1856), sólo se desplaza a Ourense pocos meses antes de su muerte, por lo que no es de extrañar que El Progreso lo trate entonces de “ilustre lucense”, o incluso que figure como tal en varias de sus biografías.

Hay varias razones más para que Lugo pueda apropiárselo como paisano y la más destacada de todas ellas es que en 1905 representa a la provincia, junto con Jesús Rodríguez López, en los actos preparativos a la creación de la Real Academia Galega, de la que es académico fundador.

El 4 de septiembre de ese año se convoca a ambos para decidir dónde va a ser su sede, el número de académicos, el presupuesto del organismo, el estatuto y el resto de pasos a dar.

Manuel Murguía, su primer presidente, figura entre los representantes coruñeses, con Andrés Martínez Salazar y José Pérez Ballesteros. Varela también será correspondiente de la de San Fernando de Bellas Artes, donde ingresa el mismo día que Nemesio Cobreros.

Él había comenzado a escribir mucho antes, destacando como musicólogo e historiador de formaciones corales, con trabajos que le valen diversos premios a ambos lados del Atlántico, sobre Los orfeones en Argentina y los Orígenes y desarrollo de la Música Popular Gallega.

Al mismo tiempo es oficial mayor de la Diputación lucense y secretario de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad, también de Lugo, así como presidente de la Comisión de Monumentos.

Como decimos, se casa con la sobrina de su idolatrado maestro de solfeo y canto, Juan Montes, la pianista Asunción Montes, y en su hogar va a pasar largas temporadas su sobrina, la ferrolana Fanny Lenzano Calenti.

En 1903 es nombrado corresponsal de La Época, el diario de Madrid donde él y un ramillete de escritores de Lugo _ Alfredo Souto. Cándido López Rúa, Adolfo Marino Yáñez, Donato Naveira, Emilio Tapia y Manuel Amor Meilán _, rinde homenaje a Emilia Pardo Bazán en vísperas de la inauguración de su monumento coruñés, como acto reivindicativo y feminista.

Buena prueba de la alta consideración en la que se le tiene por el mundo adelante es la carta que en 1921, el eminente musicólogo alemán, nacionalizado estadounidense, Kurt Schindler _ en aquel momento, director de la de la Schola Cantorum de Nueva York _, dirige a Austin Cautle, cónsul norteamericano en Vigo, para anunciarle su próxima estancia en Galicia. En ella le muestra su interés por conocer a Varela y a Casto Sampedro. “Son unas verdaderas autoridades en música gallega, y estoy deseando verles”.

Fruto de estos contactos es su Folk Music and Poetry of Spain and Portugal, de 1942, en el que Schindler realiza un modélico trabajo de campo con una recolección de cerca de un millar de melodías en 150 localidades.

También le informa de que el domingo anterior su Schola Cantorum neoyorkina ofrece dos conciertos en los que incluye As lixeiras anduriñas, de Montes, y Adiós, meu meniño, de Marcial del Adalid.

En 1927, Varela entrega al Orfeón Gallego, de Lugo, las obras corales de Montes, existentes en su archivo musical.

También donará a la Real Academia Gallega las composiciones de Montes, excepto las de carácter religioso que son destinadas a la biblioteca del Seminario conciliar de Lugo, donde se inicia el músico.

Además de los citados, su obra contempla trabajos sobre el piano y los pianistas, Pacheco, Montes y varios lucenses más.

Un comentario a “Varela Lenzano, académico- fundador y admirado de Schindler”

  1. orlando cora

    Saludos:

    Estoy buscando informacion sobre jacinto cora. espero me ayude en mi investigacion. Soy de Puerto Rico.

    orlandod cora

Comenta