Batán, un taboadés que bautiza una ciudad

Estudia en el Seminario de Lugo antes de marchar a Cuba y Argentina, donde llevará a cabo su fundación

UN JOVEN LUCENSE, Domingo Batán (Taboada, 1853), llega al llamado Paraje Ortiz, o de los Ortices, en Argentina, en la década de los setenta del XVIII.

Ha cumplimentado los primeros niveles de educación primaria y secundaria, y también inicia los estudios eclesiásticos en Lugo, aunque los abandona, por motivos desconocidos, ajenos “a su firme convicción religiosa”.

Al dejar el Seminario, opta por la emigración y lo hace hacia Cuba, donde no asienta sus reales. De modo que apenas sin solución de continuidad, Batán llega a Buenos Aires. La gran ciudad tampoco es de su agrado. Demasiada gente, demasiado bullicio para que decida instalarse allí. Él busca… otra cosa.

Desciende entonces unos doscientos kilómetros hacia el sur y encuentra trabajo en Dolores, una población de unos seis mil habitantes, que presume de ser el primer asentamiento humano en fundarse como ciudad tras la independencia, aunque hay otras candidatas que compiten para hacerse con ese título.

No se puede precisar el tiempo que permanece en Dolores, pero sí que tampoco acaba por convencerlo para echar raíces. Ahora que sabemos lo que va a hacer a continuación, podemos asegurar que Domingo desea rodearse de otras dimensiones, quizás de algo que se parezca más a la Taboada de donde viene.

Ese nuevo salto es de otros doscientos kms, también en dirección sur. La etapa finaliza en el Paraje de los Ortices, ya citado, frente a lo que será Mar del Plata. Cerca de donde recala se encuentra la estancia de Andrés Liendo, que además de propietario de los terrenos, es padre de Carmen Liendo Peralta. El primer apellido de ambos procede de un municipio cántabro.

La historia nos dice que Domingo, a la sazón un muchacho de veinte años, y Carmen, a la que suponemos de una edad similar, se gustan y entablan un breve romance, pues en 1874 ya se concreta la boda. Las investigaciones de Leticia Laffranconi Celayeta, confirman que el matrimonio Batán-Liendo es el primero registrado en la Capilla Santa Cecilia, lo que les confiere ese carácter pionero, que más adelante confirmará la propia ley fundacional, como veremos.

En ese mismo año, un vecino de Buenos Aires de igual apellido que la novia, Patricio Peralta Ramos, se afana en la fundación de Mar del Plata, cuyo centro urbano actual está tan solo a 16 kilómetros del centro urbano de Batán.

El matrimonio Batán-Liendo tiene nueve hijos, seis de los cuales son varones y tres, mujeres. Poco a poco, a medida que sus ganancias se lo permiten, la familia se va haciendo con las tierras que hoy constituyen la ciudad, algunas de las cuales serán donadas más tarde para la construcción de diversos servicios comunes.

Así, en 1901, la familia inaugura un almacén donde pueden ser adquiridos muy diversos artículos. Domingo le pone el nombre de Nuevo Rumbo y dan ganas de imaginar que se refiere a uno o a todos los que él emprende desde que sale de Taboada; a Cuba, a Buenos Aires, a Dolores, a los Ortices…

Al frente del Nuevo Rumbo el lucense coloca a sus hijos Maximiliano y Domingo, y claro, enseguida los pocos clientes que tiene le cambian el nombre y pasa a ser conocido como “el boliche de los Batán”. Solo es el principio.

Domingo fallece en 1933, cuando aquellas tierras comienzan a tener la consideración de ciudad. Su nieta, Carmen Miranda Batán Orsi, recopila los datos que su madre, Amalia Batán, recuerda y que nos han servido para reconstruir su historia.

2 Comentarios a “Batán, un taboadés que bautiza una ciudad”

  1. German Ortiz

    Buen dia. Soy descendiente directo de Javier Ortiz, uno de los Ortices, que hace referencia el articulo. Queria contactarme con Carmen Miranda , y ver, como aficionado a la genealogia, si pudiera obtener mas informacion, fotos (no tengo ninguna de los 3), y desconocia la existencia de una hermana. Gracias de antemano. Atentos saludos

  2. Cora

    La información sobre Carmen Miranda Batán Orsi la obtuve a través de la página

    http://enletrademoldemdp.blogspot.com/2009/04/por-que-batan-se-llama-batan.html

    Me imagino que allí tendrán el contacto. Un saludo

Comenta