Aspnais, la segunda familia de Conchita Teijeiro

Hoy se cumplen los 54 años desde la creación de la asociación con el decidido apoyo de José de la Torre Moreiras

EL 8 DE enero de 1966, hace hoy 54 años, se constituye la Asociación de Padres o Tutores de Personas con Discapacidad Intelectual de Lugo, una iniciativa de un grupo de padres preocupados por mejorar la asistencia de los niños que pudiesen necesitarla.

Su primera Junta directiva está formada por Manuel Millán López, como presidente; Antonio Raíces Otero, vicepresidente; Pedro Fernández-Paíno Vila, secretario; Benito Lázaro Rojo, vicesecretario; Ángel Blanco Benito, tesorero-contador; y los vocales Serafín Mazoy Pérez, Baldomero Veiga Veiga, José García Castro, Bernardo Vila Dacal y Juan Real Veloso.

Conchita Teijeiro (Lugo, 1930) ya es en ese momento uno de los principales impulsores de la asociación, pero no será hasta 1972, al marchar de Lugo Manuel Millán, cuando se haga cargo de la presidencia, que deja en estos últimos años para ser nombrada presidenta de honor y perpetua.

El año de 1966 no es tiempo en que preocupe el lenguaje políticamente correcto y por eso la Asociación utiliza en su título la expresión Padres de Niños Subnormales, que es como se llaman entonces las de toda España y posiblemente las de todo el mundo.

Además de los citados, quien está muy interesado en que se constituya y canalice esfuerzos en ese sentido es el presidente de la Diputación Provincial, José de la Torre Moreiras. Que apenas lleva unos meses en el cargo. En reconocimiento a su labor, el primer acto asociativo, minutos después de constituirse, fue visitar al señor de la Torre para agradecérselo.

Dentro del mismo año de fundación, el organismo provincial aprueba el proyecto para la construcción de un centro destinado a estos niños en el Hospital de San María. Costará dos millones de pesetas.

Conchita Teijeiro nace en la calle del Obispo Aguirre. Es hija del teniente coronel Teijeiro, de quien tiene los mejores recuerdos, aunque morirá cuando ella todavía es una niña.

Su marido durante 35 años fue el ginecólogo Bernardino Pardo Ouro, con quien va a tener 8 hijos. Hoy la familia se amplía con 16 nietos y varios bisnietos.

Aunque ella siempre estuvo ligada a iniciativas de tipo solidario, como la lucha contra el cáncer, su implicación con la asociación que acabaremos conociendo como Aspnais, comienza cuando su hijo Cachucho sufre una encefalitis que le afecta profundamente.

Ella describe su salvación como una odisea y en una entrevista con Paco Rivera Cela confiesa las claves para entender la historia de esta relación con sus dos familias:

“Aspnais y yo somos tal para cual. Todos los que están allí acogidos _ algunos llevan muchos lustros _, son como otros hijos míos, ¡tendrías que verlos cuando me paso por allí! Lo primero que hago es saludarlos a todos, darles un beso y servirles de confidente. Hacen cola para contarme sus cosas, incluso las de tipo sentimental, porque entre ellos se han formado muchas parejas”.

Por otra parte:

“He tenido otros siete hijos, un montón de nietos y bisnietos y muchos amigos. Pero al final, el que me espera todos los días para besarme y al que más beso, el que me abraza y al que abrazo, es a Cachucho. No podría vivir sin él, si algún día le pasase algo… Por otro lado, tengo la seguridad de que él sí se podría arreglar sin mí”.

Millán, Pepe López y ella misma ya tienen el reconocimiento de Aspnais, que ha dado sus nombres a las distintas áreas del centro, pero se estudia la posibilidad de redoblar el homenaje a Conchita con un nombramiento mayor. E incluso con una estatua.

Un comentario a “Aspnais, la segunda familia de Conchita Teijeiro”

  1. Dolores Guerrero

    Reconocer el mérito que tiene Conchita Teijeiro como impulsora y defensora de ASPNAIS es justo. Ella ha sido el alma mater de la asociación, por ello y por su dedicación creo que sería justo poner su nombre a una calle de la ciudad de Lugo y, por supuesto, una estatua representando su figura siempre hermosa y elegante, también es una opción a añadir.

Comenta