Anacleto encapuchado

Las famosas alcantarillas

Sr. Delegado del Gobierno boliviano, Jorge – Tuto – Quiroga: He escuchado con toda atención su comparecencia ante los medios en ese recoleto salón-comedor donde la ha celebrado y debo decirle que no he podido cerrar la boca en los 20 minutos que dura, porque su pausada y razonada exposición hiela la sangre a todo español que se precie de serlo, pues pone el acento en el tipo de personas que se aprestan a gobernarnos, si algún rey mago no lo remedia.

Coincide el descubrimiento de la operación que se pretendía realizar en La Paz _ liberar a unos narcotraficantes _, con el anuncio del acuerdo entre PSOE y ERC, de modo que la jornada es dramática de cojones.

Dice usted que Sánchez y sus socios tienen que estar perdiditos de miedo ante la posibilidad de que los asilados en la embajada de México tiren de la manta y salgan a relucir todas sus conexiones con las dictaduras americanas, las drogas, las FARC y compañía. Cierto, prueba de ese miedo es la operación Anacleto agente secreto lanzada en La Paz en plan Salvad al soldado Iglesias.

Pero sepa usted, señor Quiroga, que todo el miedo que puedan tener los susodichos no es en absoluto comparable con el que tenemos los demás ante su llegada, con el agravante de que nosotros no podemos mandar enmascarados a que nos solucionen los problemas, ni en La Paz, ni en la Moncloa.

Las últimas palabras de esta carta han de ser necesariamente para animarle en su trabajo de reconstrucción democrática _ aquí estamos en fase destrucción _, y para felicitar a esos vecinos de la embajada mexicana que de forma sorprendente impidieron el acceso de los coches españoles al interior.

Tratamos de trasplantar ese mismo comportamiento ante cualquier legación internacional en Madrid y la verdad, no nos lo imaginamos. ¿Estaban prevenidos? Feliz año.

Un comentario a “Anacleto encapuchado”

  1. Bolita

    Sin embargo, personalmente aprecio un sesgo profundamente anti español en Don Tito Quiroga, el término “colonialismo constitucional”, francamente, me parece una memez verdaderamente novedosa y exagerado lo de “agresión a nuestra soberania”.

    Está claro que el tema lo están utilizando en Bolivia en apoyo de sus propios intereses y vendiendo un discurso que saben que les da réditos políticos, cuando lo que debería tenerles ocupados es convocar elecciones, bajo esa premisa les apoyaron los 28 de la UE, España incluida, que por cierto, mantiene a Leopoldo Lopez refugiado en la embajada española de Caracas.

    Ha vivido tanto tiempo en los USA que todo indica que no conoce la Historia de Bolivia que nunca fué una colonia española, el territorio que la conforma actualmente era parte del Virreinato de Perú y un Virreinato no es una colonia.

    Por otra parte, debería estudiar en profundidad porqué Bolivia ha tenido 150 golpes de estado, pronunciamientos y quiebras del orden constitucional desde la independencia, achacables a las propias élites bolivianas, no a España.

    A la hora de resucitar la Leyenda Negra, con afirmaciones falsas ” “los policías eran cuatro rambos encapuchados cargados de artillería”… “los vimos armados con complejos de James Bond y delirios coloniales de Pizarro”… “ha retornado el neocolonialismo criminal español a Bolivia; desde 1825 somos independientes”, al aludir que España quiere hacer colonialismo en Bolivia, corregida posteriormente por, “sospechamos que se trataba de un operativo de extracción”, las burlas sobre Perejil etc.en lenguaje cheli, se ha pasado tres pueblos.

    Las inexactitudes y exageraciones ya rebajadas tras la reprobación de la Unión Europea precisando que los Geos no iban encapuchados, que se colocaron las “bragas en parte del rostro”, al ser imprecados por las “brigadas de barrio” al más puro estilo cubano, ahora hablan de “supuestamente” armados, y bajan el tono de calificar lo de conspiración dado que no han podido demostrar nada.

    No obstante, la torpeza no tiene fácil explicación, a los diplomáticos se les supone que saben evitar charcos innecesarios que perjudiquen al país que representan. 
     No  entra en mi mollera que estando el tema de las relaciones entre México y Bolivia algo más que tensas, a la encargada de negocios, (causa cierto asombro con la que está cayendo por aquellos lares, que el embajador setentón se vaya de luna de miel), a esta se le ocurra hacer una visita “de cortesía” a su homóloga de la legación mexicana,  si tenían algún “asunto” grave o urgente que despachar, creo que el sentido común dice que la que tenía que haber movido su trasero y acercarse a la legación española era la mexicana.

    Por  tanto siguiendo la lógica de que a los diplomáticos la prudencia se les supone con el cargo, cuando alguien allí o en Madrid muestra síntomas de imprudencia hay que deducir o bien que no saben que se traen entre manos o lo que es peor, sí que lo saben y podría haber otras motivaciones por medio.

    La duda queda, ese es un éxito que no se le puede negar a Don Tuto, conociendo los desatinos actuales en nuestro país. 

    Feliz Año Nuevo, Sr. Cora. 

Comenta