Fouce, el pionero informático en Lugo

Hoy se celebra el Día de la Informática que llega a la ciudad con una computadora Philips para el Ayuntamiento

SE CELEBRA HOY el Día de la Informática porque es el del nacimiento de Grace Murray Hopper, una mujer pionera en el mundo de la computación y la creadora del Harvard Mark II, un ordenador de los tiempos en los que no había ordenadores.

Si buscamos al pionero lucense en estas lides nos encontramos con el nombre de José Fouce Meilán (Lugo, 1940), que este año alcanzaría los ochenta de vida y que en 1958 había ganado plaza de funcionario en el Ayuntamiento de Lugo, dentro del servicio de aguas.

Había estudiado Peritaje Mercantil y Magisterio en Lugo, así como Profesorado Mercantil en A Coruña, pero además reúne otras dos cualidades que son determinantes en su trabajo inmediato. Es un hombre de variadas inquietudes y disfruta de una destacada facilidad para las matemáticas.

Diez años más tarde, allá por 1968, el alcalde Fernando Pedrosa lo llama a su despacho. Estamos en los tiempos en los que decir ordenador electrónico o computadora abre la puerta a las mayores ensoñaciones, porque la informática _ palabra todavía desusada _, facilitaría todo tipo de trabajos, como se está demostrando a pasos agigantados.

Se habla de la IBM 1440 y suena a magia porque hace 5.000 operaciones por segundo y se dice que en breve, desde una agencia de viajes con ordenador se podrán reservar billetes de avión. Cosas veredes.

Pedrosa le anuncia la novedad: “Nos comen los papeles. El Ayuntamiento va a disponer de una computadora y he decidido que te hagas con los mandos”.

Y así lo hace, tras sendos cursillos en Barcelona y Madrid. En aquellos momentos el aparato más moderno con el que cuentan los servicios municipales de Lugo es una sumadora manual de ésas que imprimen los resultados en un rollo de papel accionando una palanca como los gatos chinos de la suerte.

La modernización viene a través de una computadora Philips de cuatro kas de memoria, puesta a disposición del servicio de aguas, por estar él allí, pero que trabaja para todo el concello desde 1969 en el que se instala.

El invento está operativo a lo largo de diez años y sirve para hacer las nóminas de toda la plantilla. Lo maneja un operador y el propio Fouce. Claro que en aquellos momentos la informática arrastra todavía la dependencia de las fichas perforadas o magnéticas, y ese lastre produce el almacenamiento de 16 metros cúbicos de tarjetas que necesitan una habitación para ellas solas. Por lo tanto, los papeles no se habían ido del todo.

El caso es que los primeros pasos están dados y que Pepe Fouce hace historia en la ciudad siendo jefe de los Servicios Electromecánicos.

Pero él también había sido profesor ayudante de la Escuela de Comercio de Lugo y participado en muy diversas iniciativas, como la directiva de Cántigas e Frores, la Peña de Ajedrez del Círculo das Artes, de la que es secretario, y la presidencia de la asociación ASAMDENA para defensa de la naturaleza.

Por otra parte fue un gran aficionado al teatro, tanto en la interpretación como en la dirección a través del Aula de Teatro. Una prolongación de esa actividad fue dar vida a Pelúdez desde Lugovisión durante los sanfroilanes finiseculares. Tiempo atrás había colaborado en Radio Lugo, presidido el Club Musical y dirigido el grupo cinematográfico del citado Círculo.

En el Ayuntamiento colabora con el Área de Cultura para organizar las Semanas Bibliográficas das Linguas Ibéricas y lleva a cabo una dilatada labor sindical, por ejemplo como presidente de la junta de personal.

Comenta