Truhán entre Rabal y Arturo Fernández

Elías Rodríguez Varela es una de las voces más reconocibles de la radio española

EDUCADO PARA LA vida por Celso Currás en Trabada, salta al colegio Cisneros de Madrid para hacerse adulto al lado de su madrina, Ermelinda Rodríguez y de su marido Constantino Santos, que serán para él como unos auténticos segundos padres y así los considera

El nombre Elías Rodríguez Varela (Trabada, 1937), comienza a hacerse un hueco en el mundo de la radio dentro de los estudios de Radio Juventud, donde supera unas durísimas pruebas de acceso y donde se convierte en locutor profesional. Elías se acuerda de algunas de ellas. “Por ejemplo, nos daban el texto de una noticia de agencia que se interrumpía a la mitad, como si te la hubiese llevado el viento, y tú tenías que completarla improvisando hasta el final, sin que se notase que ahora estabas sin un papel para leer”.

De ahí da el salto a Radio Nacional de España, y finalmente desemboca toda su experiencia en la fundación de Radio Centro, donde él se encarga de la jefatura de emisiones.

A nadie se le escapa que Elías es dueño de una extraordinaria voz, que sumada a su simpatía y a su facilidad expresiva lo convierte en un diamante en bruto para la locución, el doblaje o la publicidad.

A nadie se le escapa, y a él, el primero. Su espíritu inquieto y amante de los retos, lo lleva a fundar Centro de Comunicación en 1981, y a crear ocho años después los Estudios Abaira, S.A., una empresa dedicada a la publicidad, doblaje y sonorización, que da origen a un grupo en el que aparecen también Abaira Publicidad, Matinha Estudios de Son de Portugal, Abrente Soluciones Audiovisuales y Línea de Fuego.

En estos días de julio de 1988, Televisión de Galicia emite por primera vez Gran Casino, un programa concurso al frente del cual esta Ghaleb Jaber Ibrahim y su productora CTV. Ghaled decide que sea Elías, su voz y su sonrisa los que hagan posible el programa. Son los primeros tiempos de la televisión autonómica y el formato resulta arriesgado, aunque se recuerda con gusto.

En octubre de 2011, la Academia de las Artes y las Ciencias Radiofónicas de España lo reconoce con el premio a la “Mejor voz radiofónica”, un título que le hace justicia después de 51 años escuchando por todas partes que es el heredero de David Cubero, el primer redactor jefe de TvE y voz vinculada a la anterior generación radiofónica.

En el rodaje de Truhanes, con Francisco Rabal y Arturo Ferrnández, nadie parece ser capaz de sacar adelante el papel de Ricardo, Son catorce folios de guión. Elías se los chapa en una noche y solventa la papeleta. Cosas más dificíles se han tenido que hace en esta vida.

Para rematar la faena, la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid le entrega el año siguiente el premio Victoriano Reinoso como mejor empresario del año. Lo recibe de manos de Julio Lage, el presidente de  Aegama, y en presencia de Loreto Arias, viuda de Reinoso y del alcalde de Trabada, José Manuel Yanes Ginzo, que es donde a él le gusta ser premiado, por ejemplo como Hijo Predilecto.

Comenta