Una Cenicienta para Franco, antes que Disney

En septiembre de 1950 Amaro Álvarez González representa ante el jefe del Estado en A Coruña, su versión del cuento

EN SEPTIEMBRE DE 1950 se anuncia que el día 21, se va a celebrar en el coruñés Teatro Colón una función de gala a la que asistirán altas jerarquías del Estado.

¿Qué jerarquías pueden ser ésas, si no se trata del propio Franco, que esos días se encuentra precisamente en Meirás?

La información se publica así, aunque ningún coruñés duda que se trata de él. La cita se establece a las once de la noche y la función ha sido organizada por el Ayuntamiento con fines benéficos. Consiste en la actuación del conjunto artístico del Frente de Juventudes de la Sección Femenina de Lugo, que pondrá en escena una versión de La Cenicienta, bajo el titulo “El cuento de la abuelita”, estrenada entre murallas el 5-V-1950.

Colabora en el espectáculo la Orquesta Sinfónica municipal y para redondear el acontecimiento el Ayuntamiento convoca también a una verbena popular en los jardines de Méndez Núñez.

Cuando en mayo se estrena en Lugo salta la noticia de que Walt Disney está trabajando en un nuevo largometraje que llamará “La Gata Cenicienta”, aunque ahora ya sabemos que su título será más corto. Si tenemos en cuenta que la película se estrena en España el 19-XII-1952, la agrupación lucense, como ya había hecho Jacinto Benavente, se adelanta a Disney más de dos años.

En este caso, la elección del tema y su guión se debe a Amaro Álvarez González (Lugo, ?), poeta, funcionario, político, hombre volcado con iniciativas caritativas y entusiasta del régimen surgido tras la guerra de 1936, cuya actividad teatral en esos años es muy intensa.

Amaro Álvarez es administrador de la estafeta de Pobra de San Xulián, luego de Ribadeo y finalmente, es nombrado jefe de Correos en Lugo. En el ámbito político fue delegado provincial de Organizaciones Juveniles el año 1937, diputado provincial y jefe provincial de Artesanía de Lugo, en el 1943. Participa en todas las veladas literarias, es tesorero de los Belenistas y colaborador de la revista Mirador Lucense, dirigida por Ángel de la Vega, como iniciativa de Pepe Garalva.

En 1924, tras los crímenes del expreso de Andalucía, dedica el poema Caridad, a las viudas de las víctimas. Obtiene una mención honorífica en los Juegos Florales de 1923 en castellano, por su romance Lugo. En 1937 escribe un poema a Franco y rinde su admiración por Mercedes Sanz Bachiller, fundadora de Auxilio Social.

Casado con Asunción Marín Trigo, con domicilio en el Campo Castelo, es padre de otro lucense muy conocido, el delegado de Correos Filiberto Álvarez Marín.

En 1955 estrena el apropósito navideño, en verso, Sol de la noche en el Central Cinema. También en noviembre de 1963 organiza la Operación Manta y el 12 de enero de 1965 recibe el título de Ciudadano Ejemplar de 1964 por su labor en Caridad Urgente. Se lo concede Radio Lugo y se lo entrega Paco Rivera Cela.

El 19 de abril de 1928, su amistad con el médico director del manicomio de Villapedre (Sarria), Ricardo Núñez, con quien comparte cargos directivos en la Sociedad Cultural de A Pobra de San Xiao, le lleva a emprender una colaboración literaria conjunta que va a merecer una de las críticas más implacables que jamás ha recibido obra alguna en Galicia. Y lo peor de todo es que la crítica es fundamentada.

La llaman comedia científica en dos actos y se titula ¿Alucinaciones? Byblos dice de ella en El Eco de Santiago: “Estamos ante un caso de absoluto desconocimiento de las reglas más elementales de estética”.

Comenta