El pasoble torero que nace en Lugo

Juan Serrano, condecorado por el Rey Alfonso XIII con la Cruz de Alfonso XII

LA CONJUNCIÓN ES rara y posiblemente única. Un torero nacido en Pontevedra y el músico que le escribe el pasodoble, en Lugo. El matador es Manuel Escudero Torres, Barquerito Padre, y el músico, Juan Serrano Marqués (Lugo, 1866). La pieza, lógicamente, se titula Barquerito.

No se puede certificar porque quién sabe si hay más casos, pero para que la historia sea definitivamente original, añadamos que desde 1916, cuando Serrano escribe el pasadoble, hasta 2017, cuando se ejecuta de nuevo, la pieza permanece desaparecida. La rescatan Juan Parra y el director de la Banda del Conservatorio Manuel Quiroga, Iago Lariño Rodal.

Del maestro Serrano también puede decirse que es pontevedrés, pues va a vivir a orillas del Lérez muchos más años que a orillas del Miño. Y lo hará dedicado siempre a la música popular.

Discípulo predilecto y aventajado de Montes, con solo 15 años dirige de forma interina la Banda Municipal de Lugo, por nombramiento del alcalde Rúa. Su trabajo merece ya las felicitaciones del poder político y del público en general.

Se casa con Cándida Gil Serrano, pero enviuda muy pronto, en 1918. Su labor al frente de múltiples orfeones, coros y bandas es difícil de condensar.

En 1891 es nombrado director de la banda de Vigo, hasta que en 1896 regresa a Lugo para dirigir la Banda Municipal y la Escuela de Música. En 1902, por razones económicas, como siempre ocurre, se disuelven. Entonces vienen las prisas y las angustias. El capitán general de Galicia, general Aznar, realiza una visita reglamentaria a Lugo y el alcalde le encarga a Serrano que organice en un plazo de ocho horas y con solo dos de ensayo, una banda que reciba a Aznar como corresponde. Esa noche el militar tiene su serenata y en ella se incluye la Alborada de Veiga. Todo un récord.

En mayo de 1905 actúa con el orfeón de Pontevedra ante el Rey y su familia en la plaza de la Armería del Palacio Real. Don Alfonso le solicita un bis de la composición Pepita, un juguete musical que por lo visto complace al monarca. Después, tal día como hoy de hace 114 años, el rey le impone la Cruz de Alfonso XII.

La estancia en Madrid es memorable, porque por la noche participan en una velada que se celebra en el Ateneo y a la que asisten, entre otros, Echegaray _ veraneante en Pontevedra _ Cajal y Bretón. Fuera de programa, Serrano debe dirigir Mariquiña, Tristuras y la Alborada de Veiga para calmar la salva de aplausos que reciben.

Serrano Marqués es autor de más de 40 composiciones y arreglos tanto para orfeón, como para banda y orquesta, así como música religiosa, misas, gozos, motetes, letanías, etc. Suya es la música para los famosos carnavales que Rogelio Lois organiza en Pontevedra.

También pone música a varias zarzuelas y apropósitos, entre las que se cuentan una titulada Unha festa en Galicia, que estrena con gran éxito en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en ese mes de mayo de 1905, y las denominadas Soledad, Una noche en el Infierno, La fiera Corrupia y El Sr. Ministro, estrenadas en los teatros de Pontevedra y Vigo, con letra de Valcarce Ocampo.

Comenta