Multipremiado

El río Centiño, llevado por Gamboa a las páginas del Blanco y Negro

Andrés Gamboa es corresponsal artístico de El Pueblo Gallego, Diario de La Marina, de La Habana, y otros

Las fotografías enviadas a Zaragoza se exponen antes en el Café Central, que abre en Foz Gumersindo Martínez. Entre las obras se cita “una chula con su pañolón de Manila y su guitarra”, paisajes gallegos y un rústico molino “en cuyas aguas se reflejan las siluetas de unas lavanderas con maravillosos efectos de luz”.

La revista argentina Foto-Magazine recoge en este año de 1928 los éxitos de su colaborador en Lugo y poco después, en 1930, el Salón Internacional de Fotografía celebrado en Buenos Aires por la Sociedad Estímulo de las Bellas Artes, premia a Gamboa en competencia con las otras 7.000 fotos recibidas.

Entre una fecha y otra, el 3 de marzo de 1929, es objeto de un homenaje en Foz para hacerle entrega de una “excelente máquina fotográfica” por suscripción. Los promotores de la iniciativa son Cándido, Florencio y Basilio Eijo Maseda, Manuel Rodríguez Rodríguez, Agustín Freire, Crisanto Couto, Francisco Maañón, Ramón Salgado, José Constantino Vázquez, José Fernández Gómez, José Villares, José Lauro, Antonio Goy Díaz, José Raimundo y Armando Fernández.

También en 1931 vuelve a ser galardonado, esta vez en Madrid por la Exposición de la Escuela de Fomento de las Artes, el Centro Galicia y la Muestra Kodak, donde expone doce fotografías, entre ellas, Atardecer, Lavanderas de Foz e Hilandera. Asimismo, en la V Exposición Internacional de Fotografía, organizada por el Ateneo obrero, de Gijón, obtiene dos diplomas de honor por sendos paisajes.

El 28 julio de 1933, su amigo Antonio Goy Díaz, redactor de El Progreso publica una muy elogiosa columna sobre Andrés y en 1934 se anuncia su marcha a Illescas y la de su hermano Ignacio, a Madrid. Después, la guerra. Después, el silencio.

Un comentario a “Multipremiado”

  1. rois luaces

    Parece que el silencio se produjo antes de la guerra. No es por nada.

Comenta