El reloj de siete esferas

Los relojes de Agatha

Agatha Christie escribe El misterio de las siete esferas y a esa novela remiten todas las búsquedas que se realicen tras la pista de algún reloj con esas características. Todo choca con las esferas de Agatha.

Sin embargo hubo en determinado momento _ y es posible que aún exista hoy en un domicilio _, un reloj de siete esferas, realizado en Lugo por un artesano nacido en su provincia.

Hablamos de Ramón Canoura Álvarez. No confundir con Ramón Canoura Fernández, el activo dinamizador de Ferreira do Valadouro. Nuestro Ramón le antecede un siglo, pues nace en Vilanova de Lourenzá en 1825.

¿Qué sabemos de él? Poco, pero suficiente. Sabemos que ingresa siendo adolescente en el arsenal de Ferrol y que allí destaca por sus cualidades para grabar y para el tratamiento de los metales, gracias a lo cual pronto llega a ser jefe de taller.

Pero lo de Ramón Canoura va por otros derroteros, de modo que vuelve a Mondoñedo, se casa y se instala como platero, por lo que en esa ciudad deja numerosas muestras de sus habilidades.

Un nuevo salto lo trae a Lugo, donde amplía su ámbito artesano al mundo de la relojería para destacar en competencia de otros grandes nombres de la provincia, como son los Lombardero. Se establece en el número 5 de Santo Domingo y desde allí realiza piezas que son muy estimadas e incluso premiadas en exposiciones y certámenes.

Un cronómetro de bolsillo de su autoría merece la felicitación del director de una de las más importantes fábricas inglesas. Animado por los reconocimientos, diseña un reloj de siete esferas que reflejan la hora en Lugo, Madrid, Londres, París, Roma Washington y Montevideo. También crea un nuevo torno de relojero y otras herramientas. Fallece en 1893. Si algún amable lector sabe de las esferas o de alguna obra de Canoura, se ruega dar parte.

Un comentario a “El reloj de siete esferas”

  1. Ramón

    Sería interesante, poder montar una exposición con las obras de este artesano.
    No ceses en el empeño.

Comenta