El misterio Aréjula (y III)


El texto de Aréjula

Excepción hecha de unos artículos publicados en Argentina el año 1955, del policía vivariense Francisco Aréjula no volvemos a tener noticias hasta que en 1969 autoedita “Fundamentos de la mecánica cuántica”.

Lo hace gracias a la herencia de una tía suya, que también le va a servir para dar a la imprenta su segundo libro, “Hacia una física de los ovnis”, que llama mucho la atención.

Instalado ya en Son Rapinya, a las afueras de Palma de Mallorca, el científico autodidacta es un solitario vecino de la isla, preocupado en dar explicación científica al vuelo de los platillos volantes. El propulsionismo es un campo del que poco o nada se ha investigado hasta ese momento, teniendo en cuenta que hablamos de especulaciones. Este segundo libro es un compendio de fórmulas al que solo unos auténticos especialistas podrían calificar o no de fraude. El propio Aréjula lo advierte en su portada, pero quizás por eso y porque las formulaciones son enrevesadas, el libro cobra fama de excepcional, sin méritos científicos para ello, aunque con todo el misticismo que cada cual quiera atribuirle

Entre los escasos contactos que Aréjula mantiene con otros ufólogos figura uno, epistolar, con el mítico Antonio Ribera, que trata de conocerlo, pues le intriga la obra del hijo del aduanero de Viveiro.

Cuando lo intenta, Aréjula ya ha muerto el 14 de abril de 1978 de un enfisema pulmonar sin siquiera poder apagar la luz de su habitación, donde permanece cadáver unos días. Luego la leyenda se cierne sobre él haciéndolo víctima de manipulaciones alienígenas; pues se llega a decir que está exangüe y con algunas vísceras arrancadas, como si fuese ritualizado por extraterrestres preocupados por sus libros, que habrían sido censurados en la Tierra. Patrañas todas ellas sin la más mínima base, pero que en manos de los crédulos reverdecen en 2018 como las flores tras las heladas.

Un comentario a “El misterio Aréjula (y III)”

  1. daniel

    de ninguna manera son patrañas lo que esta escrito en los libros, soy profesor de matemáticas, yo tengo los dos libros que edito y los estoy investigando, puede ser la historia que le hicieron por como murió, pero lo que el escribió en los libros tiene que ver con la teoría del campo unificado, hasta me parece raro como le llego ese conocimiento, si salio de el o le fue transmitido por alguien, después lo que quieran inventar de su vida no me interesa, pero todas esas formulas son muy misteriosas, y llevan a un conocimiento superior, que la ciencia ortodoxa no va a reconocer nunca.

Comenta