El libro

¿Monumento al burro o al político?

Tras cuatro décadas largas escribiendo a diario sobre el mundo que rodea a la política española, obtengo una primera conclusión, cual es convencerme de que la inteligencia está fuera de ese ámbito.

Es interesante, es influyente y es determinante porque afecta con fuerza a nuestras vidas, pero corre a cargo de personas vulgares _ con sus excepciones, claro _, de personas poco instruidas, con un gran componente de intenciones ruines, cuando no corruptas; partidistas, cuando no egoístas; y perjudiciales, cuando no enloquecidas.

Tampoco hace falta gastar una cuarentena observándolo para darse cuenta, pero evidentemente, lo corroboras con más abundancia de pruebas.

Y la prueba del nueve, la definitiva que sirve para realizar semejante diagnóstico, se consigue cuando comparas sus discursos con los de cualquier experto en alguna de las disciplinas, humanísticas o científicas. Da lo mismo.

En ellos aflora la sabiduría y desaparecen los insultos, las palabras gruesas, las amenazas y las funestas sombras sobre un futuro que puede venir mal dado por circunstancias ajenas, pero también por las múltiples decisiones que depositamos en manos de personas cuya capacidad intelectual, a la vista está, deja mucho que desear.

El consuelo lo encontramos al ver que en otros países también ocurre ese fenómeno de concentrar un poder inmenso en personajes de dudosa vida intelectiva, pues por lo visto a la política, sea democrática o dictatorial, no le importa que la manejen individuos con serias dificultades para el raciocinio.

El valor en política no radica en escribir un gran tratado. Basta con aparentarlo y conseguir que muchos así lo crean, por el mero hecho de que lo entienden.

Y conténtate, porque eso es democracia. Si te obligan a comprarlo, es dictadura.

Un comentario a “El libro”

  1. Caplan

    Fuí un idealista, creo serlo todavía, participé en un partido político por vasos comunicantes, mis amigos, tuve presencia y ahora ausencia, la política española, no se otras, es como para echarse a temblar si eres una persona con ganas de mejorar tu barrio, tu pais y no digo mas.

    Estábamos en un vestuario, amigos duchándonos y conversaciones a lo pronto, juventud y mucha, mucha ignorancia de lo que era, es la política. Le hice una pregunta , inocentemente, a un amigo concejal que allí se encontraba, le dije , oye Jes.. ¿ porque en la candidatura municipal no van los mejores, los mas idóneos para los cargos , porqué van siempre los mas malos ? al pronto me di cuenta de mi metedura de patita y sólo hubo la respuesta de las duchas schssssss, nunca mas.

    No va la gente preparad, al menos alguna si irá, ni la gente convencida de trabajar por su comunidad ni por su pais, va mucha gente a la mamandurria, al poder, ególatras y ciertamente muchos psicópatas.

    Hay un estudio, convertido en libro, que sondeó a nivel mundial las características de los numero uno en diversas áreas, política, negocios , profesiones diversas y en todas aparecían los psicòpatas en los niveles mas altos.

    Creo que es muy acertado, al menos muchos de los que yo conocí.

Comenta