Ya no cuela

¿Hacemos una mesa de partidos?

Si hubiese que elegir la palabra del diccionario más deteriorada en esta segunda década del siglo XXI, es previsible pensar que muchos votos irían a la entrada de Diálogo.

Elevada a ser el paradigma de la democracia posfranquista por Joaquín Ruíz-Giménez y el resto de fundadores de Cuadernos para el Diálogo, vive su momento de esplendor con el consenso de la transición y ahora chapotea para salir viva del barro enfangado donde la han sumido los mercachifles vendepatrias con el fin de hacerla pasar como sinónimo de claudicación.

El tándem Torra/Puigdemont está de gira por Europa. Y lo hacen al más puro estilo Antonio Pérez, como señala con su fina puntería de siempre Alfonso Guerra.

Saben que en ello les va la vida. Si logran engañar a cuatro enemigos históricos de España haciéndoles creer una nueva leyenda negra, pueden prolongar su causa y dedicarse a la política in aeternum sin hacer política.

Para conseguirlo, la palabra de marras es una de sus bazas permanentes. La falta de diálogo, la necesidad de un mediador, la mesa de partidos… cualquier engañifa que sirva para enmascarar sus caprichos y exigencias.

La última jugada les ha salido mal. Expulsados de la Eurocámara, se han visto obligados a mitinear en el lujoso hotel Steigenberger Wiltcher’s, donde la audiencia era mayoritariamente catalana. Fiasco.

Y para colmo, el Parlamento europeo ha dado voz a Vox, que hablará allí el próximo 6 de marzo con la bonita conferencia intitulada “Cataluña, una región española”. Estas cosas pasan cuando se remueve demasiado la olla y quieres saltar de comunidad autónoma a nación estado. En el camino aparece el lobo que te rebaja a región y además le abren las puertas del parlamento que a ti te cierran. A robar a Sierra Morena.

Un comentario a “Ya no cuela”

  1. Caplan

    Osea que con dialogo todo solucionado y ¿ cuando no interesa que ocurre, cuando no satisface que ocurre, cuando resulta que no se acepta lo pactado que ocurre ? pues como se podría decir , sobrevalorado igual a devaluado y por tanto creador de falsas expectativas muchas veces no cumplidas y vuelta a empezar.

    Decía un filosofo que cuando el pueblo no tenía preparación de conocer minimos de leyes y otros, la democracia no servía, o algo asi dijo, yo lo creo totalmente, sin preparación , sin formación no hay dialogos que valgan, NUNCA discutas con un idiota, juega en su terreno y te ganará.

    VOX TIENE CLAROS Y SOMBRAS pero esto en todos, y entonces aceptando esto, también hay que aceptar que con ” DIALOGO ” puede ser que aporten un toque de atención sobre que hay muchos ciudadanos que no nos importa perder algo para ganar mucho. Entendamos que a mi me enamora y exalta la democracia, pero eso si, DEMOCRACIA con mayúsculas.

Comenta