Hechos, autores y causas

La maté porque era mía no vale

Las series de crímenes, y en general todas las novelas y películas sobre ellos, prestan mucha atención a las causas que influyen en los asesinos para provocarlos, cuando en realidad, salvada la investigación y llegada la hora del juicio, lo que realmente interesa a la justicia es señalar a los verdaderos autores y definir perfectamente qué tipo de delito han cometido, al margen de que lo hayan llevado a cabo por hache o por be.

Esto conduce a no pocas frustraciones por parte del público cuando opina sobre la actuación de los tribunales, pues espera de ellos objetivos que no les corresponde, salvo que los magistrados, además de serlo, escriban guiones.

Ahora han descubierto en Francia a un grupo de periodistas que se dedicaba a burlarse de mujeres y a vejarlas con chistecitos y mensajes de twitter. Se hacen llamar LOL. Tan modernos ellos. Pues lo primero que han confesado es la causa de sus jueguitos: Para divertirse.

Lo mismo que dijo Dani Mateo cuando se sonó los mocos con la bandera. Era humor, lo hizo para divertir y divertirse. Tan payaso él.

A la justicia le importa un pimiento, porque podría darse el caso de que los periodistas se burlen de las mujeres para recaudar mucho dinero contra el hambre. O que Dani Mateo se suene porque enseña a la población métodos de higiene propios de otorrinos.

Sería muy interesante verlo en una película, pero en estrados solo vale lo que usted ha hecho.

El juez Marchena aconseja que se abra un tiempo de silencio para dar paso a la justicia. Eso va a ser imposible porque algunos solo quieren reventarla y otros solo hablarán sobre los motivos del golpe.

Se hizo porque son nación, porque tienen derecho, porque votar es democracia, porque no se sienten españoles, porque les sale del nabo…

Ya. Pero la justicia es más de buscar los delitos y sus autores.

Comenta