Robo con escalo

Otras formas de entrar

Voces hay que ante el relator medianero, ante la mesa camilla de partidos o ante una silla tú-y-yo para el diálogo, se arrepanchigan en cojines y saludan su llegada complacidos porque, dicen, todo es muy conforme a derecho.

Pues no. Nada hay de constitucional en planes cuya sola mención suponen ningunear a las instituciones legalmente establecidas para tratar los asuntos de España sin necesitar foros a la venezolana que regateen las mayorías parlamentarias establecidas por las urnas, o que se excedan en competencias que están en manos de todos. Un todos mayestático y rotundo.

Desde el mediodía de ayer el propio Sánchez duda y hesita. Menda no se fía.

Los 21 puntos de Torra, mediador incluido, se plantean de la siguiente manera en una de las reuniones que estos dos pájaros de cuenta mantienen:

_ Mira, Pedro; si nos ceñimos a la Constitución, a las leyes y a los parlamentos, esto no avanza de ninguna manera. Hemos llegado a reventar la caldera y nosotros necesitamos echar más y más leña para que la locomotora de la independencia no se pare, porque si se para, se cae, como las bicicletas. Por lo tanto vamos a inventarnos otras mesas y otros personajes con los que yo pueda decir que os gano la partida y tú no tengas que ir demasiado al Congreso, con la birria de diputados que tienes. Y si no es así, ni tienes presupuestos, ni tienes presidencia. Escrotum tuum cogito est. O sea, te tengo agarrado por la zona externa del aparato reproductor.

Y el otro va y dice:

_Vale.

Se han cargado a PP y a Ciudadanos, los partidos más votados dentro de España en general y de Cataluña, en particular. ¿No les suena a Caracas?

Ahora es no. A saber cuánto dura, porque los presupuestos aprietan y van a querer diálogo, aunque solo sea para hablar del punto de la espalda por donde ha de entrar la cuchillada.

Un comentario a “Robo con escalo”

  1. Caplan

    Relator no se si habrá, destructor/s si que hay y muchos.

    Sr este impresentable, duele verle , da rabia oirle , estupefacto me quedo que alguien como este chorras haya llegado a presidente.

    El Mariano se lució aquella tarde de la infamia, dejó entrar en la vida de los españoles la insania mas turbadora y enfermiza que encarnarse pueda en la figura de un presidente, desde ahora nunca mas un presidente tendrá el respeto y valor que debería merecer.

Comenta