Más de lenguaje

Lambán se parece cada día más al de Mariscos Recio

Como bien sabe el lector veterano, en esta sección se aprecia sobremanera cualquier intento de sustituir la labor creadora de lenguaje por parte del pueblo a favor de politicastros indignados, lingüistas aburridos y feminazis redentoras. O lo que es peor, por parte todos ellos mezclados en algún Instituto para la Reforma del Lenguaje, o invento semejante de chupo, cobro y dómine.

Con estos antecedentes no podría imaginar el señor Lambán y su gobierno aragonés, que nos iba a pasar desapercibido su manual sobre Lenguaje Inclusivo, recientemente presentado.

Porque ésa es otra. Cada político fabrica su manual, para que el despilfarro sea estratosférico. Es como si también redactasen una ley de bases del régimen local específica. Con lo caras que son.

La guía de turno incluye muchos aspectos. Desde un clásico como es preferir el uso de “la criatura” frente a niño o niña, hasta una lista de alternativas de grupo que evitan los géneros. Hampa, mejor que ladrones y ladronas. Menos mal que sus destinatarios solo son los funcionarios de la administración Lambán, un colectivo al que estaríamos definiendo incorrectamente, ya que las propias normas proponen sustituirlo por “el funcionariado”.

En la vida corriente es imposible aplicar estas reglas. Tengan en cuenta que no estaría bien dicho: “Voy al médico”, siendo lo fetén: “Voy al personal facultativo”. Tampoco lo sería pedir un voluntario, sino una persona voluntaria.

Con todo ello, si ya nos quejamos de que el lenguaje administrativo es enrevesado, la aplicación de esta normativa artificial, censora y de pie forzado nos llevará sin remedio a distanciarlo cada vez más de la expresión natural, sin beneficio alguno para el feminismo, aunque sí para los aprovechateguis de turno.

4 Comentarios a “Más de lenguaje”

  1. Caplan

    Y se quedan tan ricamente en sus puestos, incluso les ayuda a la permanencia, incluso tienen eco en los medios, incluso, incluso, incluso , mas de lo mismo y hartazgo secular y sempiterno.

    De estos y estas no nos libra ni el santísimo predicamento, da igual nacen y rebrotan cuan hongos fétidos y no paran, nunca pararán hasta que …

    Les ignoremos, nos eduquemos, leamos mas, y tengamos una prepotencia avasalladora de dignidad. dixit yo.

  2. Tolodapinza

    Curiosa la duplicación de la bitácora de hoy, en texto normal y en microtexto.

    En fin, a lo que estamos.

    Este prurito de cada gobierno autonómico de “dejar su impronta” para admiración y pasmo de los siglos, con acciones y gestos que quieren ser progresistas pero que muy necesarios, lo que se dice muy necesarios no son ─ni nunca lo fueron hasta que sus patrocinadores llegaron al cargo─ no dejan de ser una rendija más por dónde se escapan los dineros públicos, o sea los nuestros. Y quién sabe si para dorar el bolsillo de algún amigacho del político de turno.

    Recordemos la maravillosa pregunta que popularizó José Pla, aquel gran socarrón y escéptico: «Todo eso que me cuentas está muy bien pero, ¿quién lo paga?»

  3. Ramón

    L a R.A.E., debería tener atribuciones, para poder sancionar e incluso condenar, a todos los servidores públicos (me refiero a los políticos), como no es así, nos dedicaremos a meterlos en al carcel de papel, aquella que hace años tenía La Codorniz.

  4. rois luaces

    Cuando están apurados, como un ejemplar alcalde esta mañana por contratos parientales, se les olvida todo, y ya no sabemos en qué jerga mixta y confusa se expresan. Gasta, que algo se pega, es el lema vigente,

Comenta