Esperando a Guaidó

Esperando a Godot

No podrán decir en Podemos que un enemigo exterior estaba socavando sus entretelas. No podrán echarle la culpa al capitalismo internacional, ni al nacional, ni al autonómico. Hasta ahora.

Había sufrido sí un paulatino descenso en el aprecio de la gente, pero por dos razones internas. Una, por surgir de la nada con unas expectativas desmesuradas y dos, por errores de bulto solo achacables a la cúpula dirigente, y especialmente a Iglesias.

En el momento actual todo parecía soplar de popa para hinchar las velas. Socio preferente de un gobierno receptivo a más no poder con sus peticiones; influencia directa en los grandes entes informativos oficiales; apoyo directo en significativas televisiones privadas y eso sí, enemistad frontal de otros medios porque desde el minuto uno, la organización se había declarado contraria, no ya a un pensamiento determinado, sino a la existencia de pluralidad en la prensa.

Tampoco se puede decir que el desplome haya sucedido a partir de mayo. Desde Bescansa a Espinar, pasando por Vistalegre o Errejón, por los cobros internacionales o el casoplón, siempre hubo una vena interna que presagiaba inestabilidad.

Pero desde esta semana, cuando Errejón ya estaba acunado en brazos de Carmena y Espinar, a punto de caramelo, aparece un enemigo exterior con el que no cuenta Iglesias cuando pide el permiso de paternidad, Juan Guaidó.

Ése sí que puede traerle la ruina absoluta a la formación y a su actual líder, por lo menos. La posible llegada de Guaidó al poder equivale a una acción directa encaminada a perseguir y denunciar el dinero entregado por el chavismo a su prolongación europea, y eso conlleva delitos en Venezuela y en España. De ahí que alguien dijese la frase de moda. Si cae Maduro, cae Podemos. A lo mejor no es tan cartesiano, pero sí como para preocupar.

2 Comentarios a “Esperando a Guaidó”

  1. Caplan

    Puede que Madurado Maduro caiga y puede que Podemos no caiga, este país es la rehostia y nada es lo que parece ni parece que algo bueno llegue a ser algo, ejemplos hay a montones.

    Podemos es esa parte de esta España que no se la esperaba nadie y está aquí, esta sociedad no es que sea variopinta que lo es, es también una sociedad complaciente e iracunda a la vez, quizás también un poco sicótica. Se han ido estableciendo varias Espàña y si una de las dos de antes te partiría el corazón ya puedes creerte que varias diferentes Españas, que hoy tenemos, ya podrán partirte hasta el alma.

    Por todo lo anterior y en rigor de observador desde hace ya, yo opino que ; Podemos puede desaparecer como siglas pero no como sustancia y esto es, no lo olvidemos , que bajo diversas siglas hay en España mas de mil y un Podemos, con o sin Maduro o verde o naranjada, Podemos y Podamos hasta el corvejón de los días.

  2. Ramón

    Me parece estupendo que esos reinos, antidemócratas, se vayan desmoronando y que den paso a democracias, en las que se reconozcan los derechos humanos, coman, de verdad, tres veces al día, no como nos quiere hacer creer el Sr. Errejón, cuamdo sabe, con absoluta certeza, que no es verdad. De paso si arrastran con ellas a todos estos demagogos que nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino, les quedaremos eternamente agradecidos.

Comenta