España, con papel de fumar

Lo primero, conocerla

Dice el presidente que hay que trabajar todos los días para hacer que en España se viva mejor.

Si te coge un poco despistado, unos minutos antes de desayunar, oyes la frase y piensas que es un gran pensamiento y que le asiste toda la razón. Incluso crees que la ha tenido que decir una persona de valía, pero en cuanto le das un segundo de reposo, descubres que no es de Pero Sánchez, sino de Pero Grullo.

No se puede decir “hay que trabajar todos los días para hacer que en España se viva peor”, salvo que seas funcionario de la Leyenda Negra S.A. Pero sí se puede hacer.

El quid de la cuestión no radica en decirlo, sino en determinar qué medidas consideras tú que ayudan más a mejorar y cuáles a empeorar. Ahí es donde comenzamos a encontrar las diferencias, porque al lado, justo al lado de la información sobre esas declaraciones presidenciales, aparecen en todos los medios, noticias sobre la siembra de millones que su autor desparrama sobre determinadas comunidades autónomas, sobre sus planes para eliminar Estado de ellas destruyendo el concepto español, y sobre la falta de apoyo que le prometen formaciones gallegas, aunque estén integradas entre sus socios, por sentirse maltratadas.

Y así día tras día, desde el momento en el que este señor decide cosas importantes para España. Él podrá decir misa, pero sus actos van en otras direcciones y por mucho que lo repita no conseguirá atontar al auditorio más allá de ese segundo que se tarda en descubrir las perogrulladas.

Por eso se le atraganta decir un Viva España sin añadirle cursis y ridículos matices, propios de ignorantes y acomplejados. Viva Suecia, sí, pero una Suecia igualitaria en su distintiva diferencial pluriterráquea. ¡Puaj!

Si tiene que dar tantas vueltas para ser presidente, mejor quédese en casa.

Un comentario a “España, con papel de fumar”

  1. Caplan

    Cada dia es mas insoportable que el anterior, parece el comienzo de un dia de la marmota interminable y a peor, un comienzo de los miserables, la película, cuando arrastran un gran numero de penados un navio al dique y siempre con lamentos cantando ¡ un dia mas ! todo muy chuscamente atemorizador.

    No funciona este sistema democrático, a la vista está, no me pidan soluciones, no me pidan paciencia, no me pidan respeto, no me pidan nada de lo que a mi y a una mayoría de españoles no nos conceden ni como una pequeña muestra, no tengo ninguna consideración a quien no me considera.

    No se de culpas, si se de responsables, si este gobierno y el anterior y el anterior nos engaña, engañó, una vez, tiene un pase , que nos engañen tantas y tantas veces no hay pase hay o debería haberla una patada dada en ese sitio que todos sabemos y los correctores nos impiden poner por escrito.

    Si esta democracia no puede sanear las malas praxis de los políticos es porque los que la componemos estamos civilmente enfermos, no es de recibo que un mando ultramontano y canallesco y ademas lleno de ineptos formen no un gobierno sino la dictadura de la estupidez, macarronismo y corrupción tan a la vista y sin respuestas ni consecuencias . es tan grotesco que hace daño solo pensarlo.

Comenta