Rita en el diván

Rita en su consulta

Rita Maestre se revela como una gran psicoanalista de diván y nos descubre sorprendentes conclusiones sobre los votantes de Vox, esos extraños andaluces que le han dado el gobierno a Bonilla y a ella, un bofetón a mano abierta.

La concejal, un tanto anonadada por los resultados, estudia el caso y ahora ya sabe qué ha pasado. Resulta que esos votantes, mire usted, son unos hombres débiles e inseguros. Buenas personas, no digo que no, pero están desorientados, los pobres. Si los coge ella y se los lleva a una jornada de tetas abiertas por varias capillas, los cura en una semana. Vamos, algo así como aplicar electroshocks para reciclar gays.

La terapia más adecuada para estos votantes, según Rita la encantadora, consiste en realizar con ellos una inmersión radical dentro de las propuestas del feminismo, y ¡hala!, en una semana salen de allí como nuevos, con coleta de caballo y votando a Podemos.

Se supone que alguna tarde también les dará una conferencia Iglesias con el fin de imbuirles su bonita teoría: El hombre feminista aguanta más en la cama, que es el último grito en lavados de cerebros.

Pues mire, va a ser que no. A poco que cualquiera se acerque a examinar el por qué de esos votos, se da cuenta que la primera y principal causa de su existencia radica precisamente en la aparición de Ritas, Pablos y Pedros en el panorama español, no por feministas, que todas ideas son buenas, sino por excluyentes, manipuladores, dictadores, antiespañoles e inútiles.

Por todo ello es harto dudoso que su método de reconvertirlos sea eficaz para los fines que pretende. Comprendemos que es una lata descubrir a estas alturas que cuatro años después se pierden apoyos, pero lejos de buscar traumas en los contrarios, más le valdría autosicoanalizarse y descubrir qué ha hecho mal para haberlo provocado.

4 Comentarios a “Rita en el diván”

  1. Tolodapinza

    Nunca deja de causarme asombro la cúspide de cinismo a la que llegan los talibanes de la izmierda juzgando como “inmenso error” de los votantes el hecho de que hayan votado lo que no gusta a esa izmierda.

    No, hijo mío, no. Los votantes, o por lo menos muchos votantes, no están equivocados. Están hartos.

    Aunque puestos entonces a ser cínicos, me vengo arriba en mi descreimiento casi atávico, y hago mía aquella frase de un político autonómico sociata cuando consolaba a un político pepero que debía abandonar el escaño obligado por las urnas: «No seáis egoístas, también los míos tienen derecho a robar».

    Mayor sinceridad, imposible.

  2. Bartolo

    Yo no me creo mucho las leyendas urbanas, por ejemplo Eduardo Zaplana, nunca dijo la frase: “Estoy en política para forrarme”

    La frase aparece en grabaciones judiciales sobre una supuesta mordida de contratos y se le atribuye a Vicente Sanz, secretario general del PP de Valencia

    Zaplana sí dijo algo parecido en grabaciones durante la investigación del caso Naseiro: “Me tengo que hacer rico porque estoy arruinado”.

    Todalapinza es muy dueño utilizar el calificativo de izmierda, yo nunca lo haría con la derechita cobarde, es más, creo que por humanidad, Zaplana debería estar fuera de prisión, después de todo no ha cometido ningún delito de sangre, ni tampoco está condenado en firme.

    !Que negativa es la polarización! Sobre todo, cuando hay tanto motivo para tener un poco de humildad.

  3. Caplan

    Das en el clavo Cora , como siempre, y te diré que esta sra pretende definir lo que a todas luces , un observador cualquiera puede verlo, que esto es y no es complejo,

    Lo de Vox no es un disparate, es una respuesta a un síntoma, a una dolencia, que vOX sea la cura no lo se, espero que algo si cure.

    Yo votaré a Vox, lo votaré y no por ser una persona insegura y débil , que no lo soy, si soy una persona harto sensible al robo institucional, a los abusos del poder, a los corruptos, a los indecentes , a los políticos y funcionarios ineptos subidos a su máximo nivel de incompetencia, a los mentirosos, a los que roban o mal usan a la Seguridad Social y encima nunca contribuyeron, a los que defraudan y evaden , a los prevaricadores, al desorden, a los secesionistas, a tanto reino de taifas y tantas cosas en las que no me siento representado que espero serlo con Vox….

    .. . ..y soy también muy sensible a mis paisanos, a sus necesidades, a sus penurias, a nuestra patria gallega, nuestra patria española y todo lo que lo representa, a nuestra bandera y abierto, muy abierto a la empatía con cualquier ser humano y ( animal ) que la tenga conmigo y eso si , en ciertos asuntos ¡ los españoles primero ! .

    Votaré Vox muy seguro de mi y con la fortaleza de que hago lo que debo hacer por el bien de muchos de nosotros, la sra Freudiana también puede hacérsela mirar.

  4. Bolita

    Por desdramatizar un poco, a mi me da que pensar eso de que el hombre feminista aguanta más en la cama.
    No de ideas Don José, que las cosas andan muy achuchás en la formación Podemita.
    (También en el Psoe y en el PP), a este paso la tríada del español Don Juan, Quijote y pícaro, solo va a quedar el último, y encima flojo en la cama…!Ené!

Comenta