Trato de desfavor

Éste también firmó

Es cierto que a Sánchez no se le cae de la boca, “yo soy el presidente del Gobierno”. Tanto es así que nos lo imaginamos dándole los buenos días a Begoña con esa actitud: “Hola, cariño; soy el presidente del Gobierno, y lo sabes.”

Ahora bien, el resto de sus actividades diarias no demuestran con hechos lo que tantas veces repite con palabras.

Sánchez no es un presidente del Gobierno al uso. Ni sospecha qué es eso, ni le sale motu proprio. Cuando habla, no se dirige a los españoles, sino a sus votantes. Al resto los desprecia e insulta como si viviese en un constante mitin político previo a unas generales, él que tanto terror padece al recordar que tarde o temprano tendrá que convocarlas.

Es tan notorio que sus gestos solo persiguen mantenerlo en el cargo que hasta ha cesado de recibir críticas en ese sentido. Gana al enemigo por cansancio. ¿Cómo se le va a reprochar a estas alturas que favorece a los independentistas vía Presupuestos, si no ha dejado de hacerlo desde mayo del año pasado?

La crítica está saturada y por más que se le afee, ya no le afecta. La sopa está tan salada que si se le echa más sal, flota, no se diluye.

Lo curioso del caso es que todos parecen estar bastante de acuerdo con el pago que este hombre hace a la deslealtad.

Pero solo se entiende que los Presupuestos favorezcan a Cataluña, si al mismo tiempo desfavorecen a los demás, puesto que si todos recibiesen el mismo trato de favor, ¿dónde estaría el privilegio?

Cada vez que se oye lo bien tratada que va a estar Cataluña es como si dijesen que el resto vamos a recibir dos zurriagazos en la espalda y quizás, si no protestamos, un caramelo Limón de España.

En fin, que están todos de un sumiso que asusta.

3 Comentarios a “Trato de desfavor”

  1. Tolodapinza

    Pero es que, a mayores de cuanto dice el articulista, lo que no se entiende no es que «estemos todos de un sumiso que asusta», sino que sigan estando sumisos los barones (¡y los votantes!) socialistas de las autonomías menoscabadas en los presupuestos. Me estoy refiriendo concretamente a Extremadura, ese eterno caladero de votos para el socialismo.

    Ayer mismo saltaba la enésima noticia sobre un percance en la jurásica línea ferroviaria que une la capital con Extremadura. Sí, los extremeños, con su presidente a la cabeza, juran en arameo por el abandono secular en que les tiene el gobierno central; pero si éste es socialista y además les penaliza en el reparto de dinero en los PGE pues “se lo toman con café” y siguen votando socialista tan alegremente.

    Tanto masoquismo entusiasta, entenderse, lo que se dice entenderse… no se entiende.

  2. Ramón

    ¿Qué pasaría si estos presupuestos los presentara la derecha?, que estarían las hordas de la izquierda en la calle, insultando a todo lo que se moviese, la injusticia que se va a cometer, si se aprueban los presupuestos, con el resto del país, va a ser la mayor que se halla cometido desde que se instauró la democracia, confiemos en que este nefasto presidente, que nos tocó en la tómbola independentista, salga pronto de la Moncloa, por el bien de todos, socialistas y no socialistas, puesto que parece decidido a hundir a España, lo mismo que hizo Zapatero.

  3. Caplan

    Este sr, perdón por lo de Sr, sabe , le han instruido perfectamente con quienes se la juega, con quienes le interesa ir de la colita y que haga lo que haga tiene un bastón porrero con el cual manda de coj.ones , hace lo que le interesa evitando intereses mas necesarios y nobles y sabe que la respuesta de esa sucia gente del otro lado no tiene ni media leche, ni se la espera.

    Este sr, perdonen los srs, es el chulipresident que ni los hombres de negro, nos borra cualquier esperanza , recuerdo, tradición y futuro, somos unos renacidos cada dia, no tenemos ni pasado y el futuro es ¿ el que él decida ? , coñe , la cosa pinta brava, veremos…

Comenta