El mitin de Melchor

Los caramelos y eso, bien

Lejos quedan aquellos años en los que Melchor, desde el balcón del Ayuntamiento, relata a los niños de Lugo las penurias pasadas por su caravana para llegar hasta la ciudad. Hubo eneros en los que incluso alguno de sus camellos se lesiona una pata al tropezar en uno de los innumerables baches que salpican la N-VI.

Vive Franco y la alusión a las fochancas se toma como el no va más de la crítica política, porque realmente Melchor se juega las barbas si la autoridad gubernativa considera que eso de aprovechar la tribuna regia para meterse con Obras Públicas es pasarse de frenada.

Los Reyes de este año demostraron que cualquier atisbo de crítica ya han sido domesticada y que el poder no deja pasar una ocasión tan concurrida para difundir un mensaje propagandístico a todo tren, especialmente si estamos en año electoral.

A quién se le ocurre permitir que Melchor lance un espiche en contra de las deficientes infraestructuras municipales, como con Franco. Sería de tontos. Así le va. Que ya casi lo tenemos acorralado en el Valle de los Caídos y de un momento a otro le damos la gran lanzada a moro muerto.

Pobres niños. Van con toda su ilusión a la Praza Maior para escuchar a Sus Majestades diciendo que traen los zurrones cargados de vídeo-juegos y se encuentran a un mitinero más soso que una suela de peregrino, con un acento parecido al del vecino del segundo y hablando de lo bueno que es el gobierno. Vamos, como en la Sexta.

Entre el Melchor de Lugo y el Baltasar de Andoain, ése que dijo que los reyes eran los padres, están matando a la afición. Colau y Carmena, tan obsesionadas ellas en sembrar laicismo, no lo harían mejor. Dos Navidades más y el gordo cabrón vestido de rojo playboy se hace con el mercado de la ilusión.

Los próximos Reyes deberían organizarlos gente que sepa. Doña Sofía, por ejemplo.

2 Comentarios a “El mitin de Melchor”

  1. Caplan

    Vamos camino de unas malas nuevas que asustan, estamos caminando caminos hechos para los zopencos, no manda la masa mandan unos cuantos y la masa obedece y se autoinculpa y autoincrimina de lo que sea, de lo que nos hace mas humanos vamos en sentido muy contrario, eso si aún quedan algunos en aldeas remotas que muestran una última resistencia, pero caerán.

    Lo de los 15 minutos de fama que todo quisque se merece, según Warhol , en este pobre lugar algunos se lo han tomado a collons y aguanta y no rechistes.

    El respeto ¿ qué demonios es eso , algo que suena a chorizo al espeto o qué , de que coña vamos, de que diablos van ? lo que si es seguro es que lo políticamente correcto es lo que debería ser lo política y socialmente incorrecto pero, da todo igual, da todo lo mismo, se mezcla todo de tal forma que nada es lo que parece y lo que parece nada es, en fin una basura porque en estas el mundo sigue y este país tolea.

  2. To be honest...

    Me temo que para la proxima cabalgata, tendran que realizar un casting, preguntas varias tipo psicotecnico .

    El desvario mental es importante, ya estamos viviendo una de las epocas mas anti renacentistas que se haya visto jamas.

    Nacer ya te da derecho a ser idiota y a que nos tomen por tal.

Comenta