Año Jovellanos

Arranca el Año Jovellanos

Baltasar Melchor Gaspar de Jove Llanos y Ramírez es el único español conocido que reúne en su nombre el de los tres Reyes Magos, aunque él se conformó con utilizar dos de ellos en orden inverso y unir en uno sus dos apellidos, llamándose como hoy se le conoce, Gaspar Melchor de Jovellanos.

Había nacido el 5 de enero, claro, y ese día de este año un puñado de jovellanistas se reunieron en la capilla de Nuestra Señora de los Remedios de Cimadevilla, donde reposan sus restos, para conmemorar el 275 aniversario de su nacimiento y dar el pistoletazo de salida a doce meses con actos dedicados al personaje.

Al tener noticia del acto que tan cerca nos cae a los gallegos, y al recordar lo que Jovellanos escribe sobre ilustración, ciencia y conocimiento, se nos fue la mente a pensar, fíjense ustedes qué tontería, en qué canal de televisión podría ser entrevistado hoy don Gaspar Melchor, y llegamos a la conclusión de que solo sería factible en muy contados espacios minoritarios y semiclandestinos, porque los grandes medios han decidido que los únicos personajes dignos de usar sus micrófonos son verduleros lenguaraces de un famoseo ficticio e inventado; verduleras de fina casquería; jóvenes malcriados sin educación, léxico, ni ideas; cantantes en ciernes con serrín a modo de cerebro; exdelincuentes juveniles que narran sus edificantes experiencias al margen de la ley; hijos que zurran a sus padres; cocineros en busca de trabajo; humoristas trufados de consignas políticas y políticos disfrazados de humoristas.

¿Exageraciones? Busquen ustedes el programa oportuno para Jovellanos y me lo cuentan. Solo cabría un hueco. Que lo entrevistase Pedroche en traje floral de baño, pero para hablar de otras cosas, como hacía Milá con Umbral.

Comenta