Ocultación y confusión

A vaquiña polo que vale

Trascienden peticiones habladas y escritas que Torra presenta a Sánchez. No es de extrañar que fuesen calladas en su momento porque compiten en su carácter jurídico disparatado. Ahora bien, con un Sánchez abierto a la negociación, nadie está en condiciones de señalar dónde termina la letra de la ley y dónde comienzan las dejaciones.

Ésa es la mayor novedad respecto a las ocasiones anteriores en las que los independentistas escribieron su carta a los reyes. Y ésa es también la zozobra en la que nos movemos, porque en ningún otro país es concebible que se lleve a cabo la representación de un golpe de estado con forma de chantaje, durante tantos años y con tanta falta de firmeza en la respuesta.

Bajo la taimada propuesta de diálogo se esconde la imposición y la ilegalidad. Quien no quiera verlo debería acudir a un especialista, pero como el invento avanza y se transforma según en qué manos caiga, la actual versión de Torra frisa el paroxismo si es verdad que incluye la propuesta de una “comisión internacional” que medie entre España y Cataluña, como si estuviésemos hablando de dos naciones en guerra.

La verdad es que el umbral de asombro ha sido sobrepasado tantas veces y con tan variada terminología que hoy habrá muchos españoles que se enteren de esa “comisión internacional” y les parezca una expresión correcta, como corporación municipal, confederación hidrográfica o comunidad de propietarios.

Hablan y callan, como si el objeto de la reunión fuese propiedad suya, como si uno le vendiese la vaquiña al otro y mantuviesen una negociación en secreto hasta acordar el precio. Pero no hay tal, ni uno es el dueño de Cataluña, ni el otro el de España. Primero, porque hablamos de lo mismo; segundo porque son meros encargados, y tercero, porque los propietarios, aunque no lo parezca, somos nosotros.

3 Comentarios a “Ocultación y confusión”

  1. Tolodapinza

    A ver, precedentes haberlos haylos.

    Bastante tiempo atrás (como hace unos diez años) vino a Bilbao un afamado “mediador” irlandés entre Estados y terroristas, tarea a realizar siempre a cambio de un muy importante salario, que aquí nadie se mueve gratis. Se llamaba Brian Currin y estaba muy claro que no era neutral sino que era la voz de los etarras. Pero bueno, nominalmente venía a hacer de mediador entre la banda y el Estado.

    La diferencia de entonces a ahora es que el mediador vino, pero el Estado español no quiso sentarse al otro lado de la mesa de negociación. No es poca la diferencia.

    En el caso actual, aunque Chistorra haya propuesto esa comisión internacional para una mediación, ya se ha adelantado el Doctor Cum Fraude arrodillándose ante él y diciendo que sí a todo. O sea que esos mediadores internacionales puede que incluso lleguen a venir, pero sería algo redundante e innecesario, porque el eximio Doctor ya ha concedido de antemano cualquier capricho.

    ¡Ah, bueno, que era para dar mayor empaque a la negociación entre dos Estados soberanos! Pues nada, nada, si es por eso que vengan, no faltaría más.

    Felipe VI… ponte las pilas, majete.

  2. Bartolo

    Me quedo a cuadros, dice Todalapinza que Sanchez le ha concedido a Torra cualquier capricho, y yo sin enterarme. ¿De que se tratará?

    ¿Y se sabe ya quien es el mediador ese que el que el Estado español no quiso sentarse al otro lado de la mesa de negociación anteriormente, y ahora sí?.

    !Que cosas! entre lo que se lee y lo que se adivina, menudo tormento para el corazón.

  3. Caplan

    No parece que esto sea lo que podría o debería ser, me refiero a los encuentros entre estos dos, no me parece descabellado que sin ser mal pensado a todos nos pueda inquietar las juntanzas de estos dos, estoy con Cora que , posiblemente, en otros paises de nuestro entorno ningún presidente se arriesgaría a hacer lo que hace este sin consensuar y la decreta diaria.

    Se puede ser un dictador y no serlo a la vez haciendo lo mismo, se trata del lugar y el sistema en que lo hace, se puede ser un traidor o no según el lugar de la traición y su necesidad, me temo que lo que hace “este” en estos momentos podría tratarse de algo muy malo dado que ¿ somos una democracia o no ? creo que “este” camina sobre el filo de una navaja y con muchos posibles daños y víctimas dada sus irresponsabilidades y del “otro” ya es de prisión y si no al tiempo.

    Felices fiestas

Comenta