Perdón por el gato ladrón

Curiosamente, el Llanero Solitario va acompañado y deambula por las montañas

Más que vísperas de Navidad, diríase que vivimos vísperas de Semana Santa. Una oleada de arrepentimientos, meas culpas, cilicios y suplicios se extiende de norte a sur, y de izquierdas a derechas de la geografía patria, lo cual siempre va muy bien para apaciguar egos.

Carlos Fabra pide perdón a los ciudadanos por no haber atendido con esmero sus obligaciones fiscales; Iglesias se arrepiente de haber querido azotar a Mariló Montero hasta hacerla sangrar; Cristina Pardo se sonroja por haber intentado identificar a los votantes de Vox en Marinaleda; Pedro Sánchez… bueno, lo de Pedro no lo vamos a reseñar porque lo suyo no es circunstancial, sino característico, y por lo tanto, abundante.

Dicen que es el efecto Vox, que le han visto las orejas al lobo y se han puesto a recular. Bueno, lo de Fabra no lo creo, y lo de Cristina, menos. Cristina ha metido la pata hasta el corvejón por creerse el Llanero Solitario, por poca experiencia y por padecer una confusión generalizada sobre el periodismo, la política y el funcionamiento de los botijos.

En cuanto a lo de Iglesias, que no solo ha rectificado en lo de Mariló, sino también en creer que el régimen bolivariano sea la panacea universal, sí puede deberse al lobo Abascal, aunque lo más lógico es pensar que se va haciendo mayor y más hogareño.

Como pensamos absolutamente lo contrario que nuestro querido exjefe Luis María Anson, que lo considera el mejor orador del Congreso, sino el mejor mentiroso, tampoco nos fiamos demasiado de lo que pueda decir, ni de sus arrepentimientos, ni de nada que de él provenga. No por especial manía, sino porque le hemos oído confesar que ser comunista es una estrategia en la que a veces hay que reconocerlo y en otras, callar como Mudito. Y en eso sí coincidimos. La estrategia le sale de maravilla. Falta por saber a quién engaña.

3 Comentarios a “Perdón por el gato ladrón”

  1. Ramón

    Pienso que estamos un poco de vuelta de los salvapatrias, desde hace un tiempo, proliferan por nuestras tierras, así, como de todos estos periodistas y seudoperiodista, que proliferan por las televisiones, sobre todo la sexta y cuatro, que se dedican a hacer proselitismo, descarado, del populismo de izquierdas, que con tanto ardor defienden y en su momento ayudaron a subir como la espuma, menos mal que parece que empezamos a caer de la burra y vemos que tras estes partidos, lo único que hay es humo, que por cierto parece que se va desvaneciendo.

  2. Caplan

    Este articulo ha abierto y descrito breve y concisamente varias situaciones polémicas que en esta España son moneda de uso corriente y camino de no tener valor alguno por su abundancia. Haylas todos los dias .

    Tenemos mas que una semana Santa, por desgracia tenemos semanas desdichadas todo el año, de sobresalto de afligimiento de desolación y hartazgo, vivimos no a salto de mata, vivimos a saltos que nos hacen dar los burros.

    Lo de los perdones es tan tardío, falso, hipócritamente ofensivo, se puso de moda y no les cuesta nada, devolver no devuelven lo robado, por ejemplo, y quieren quedar como dios cuando en su mas pura esencia son podres de alma y mente.

    El efecto VOX, retorciendo la frase yo diría que es el efecto de gente que está hasta los bemoles de todos estos memos y que VOX acertadamente recoge como un beneficiario que aún no se lo cree, es el efecto de respuesta a las patadas en los eggs de todos los días.

    Lo de Venezuela y Maduro es para meterles el dedo en el ojo del nabo los podemitas y cia y que ahora cual oportunistas sin pudor retuercen y retuercen sus discursos hasta que incluso se endosarán las medallas del derribo futuro del régimen del Maduro, ellos habrán sido los artífices.

    Anson es para quedarse ojiplático, desde hace tiempo no se si por edad o por un sentido ácido-irónico de la vida que le divierte que no le entiendo ni de coña marinera ni de otra coña, está rarísimo desde hace ya muchas eras.

    Mis queridos amigos ¡ Boas Festas !

  3. To be honest...

    El perdon sin dimision es como ir a la guerra con pies planos.

    Supongamos que tenemos un pais con una politica y una calidad de votantes, nefasta, supongamos que el congreso esta lleno de cunyados (mi teclado no tiene esa bonita letra ni tildes ni nada :( … ) de cafeteria de barrio, supongamos que el buenismo absurdo se apodera de las masas y se establece como referencia y slogan a seguir.

    Y ahora supongamos que le echamos sal a la herida, escuece… verdad ?

    Pues VOX es la sal la cual escuece en esta herida llamada Espanya.

    Necesito creer que habra un cambio, como lo ha dado mi presidente Trump.

Comenta