El cabreo sonoro

Susanita tiene un dolor…

La grandeza no se mide en el triunfo, sino en la derrota. Es una frase ampulosa, pero es verdad.

Los perdedores en Andalucía no supieron reaccionar y cocearon. Susana, Ábalos, Iglesias y Rodríguez no miden sus palabras y se dejan arrastrar por la rabia infinita del niño encaprichado.

Si no gano yo, no hay democracia, es su resumen. Ítem más, yo puedo tener el discurso más incendiario de la historia, amenazar a la Constitución con triturarla, desde la forma de Estado hasta la oficialidad de los idiomas; desde las fronteras a la libertad de la educación, pero nunca seré anticonstitucional. Sin embargo, que a nadie se le ocurra proponer cambios en otras direcciones.

El cabreo era manifiesto en sus semblantes, en su lenguaje y en sus actitudes. Vamos, que era un cabreo sonoro y dramatizado, no como los berrinches sordos, que solo se denotan por el apretón de dientes.

Lo que no quedó tan claro es contra quién lo dirigían. Si contra sus votantes por haberles dado la espalda, si contra ellos mismos, por ser tan inútiles, o contra los que eligieron otras papeletas; pero en cualquier caso se entendió que si habían hecho el ridículo perdiendo apoyos por un tubo, ahora hacían otro mayor no sabiendo perder.

Toda la fuerza se les va en decir que viene la extrema derecha, que hay que tomar la calle y levantar barricadas. Menudo espíritu democrático. ¡Pero si esos resultados los han fabricado ustedes, con su intransigencia, su crispación y su extrema izquierda!

A cuenta de qué subiría Vox como la espuma si no hubiese un Zapatero, un Rufián y un Sánchez previos que desbrozan el camino a una reacción contra tanta manipulación partidista.

Escucharles ha sido bochornoso. Ha sido constatar que estamos en manos de una clase política con menos política que clase.

3 Comentarios a “El cabreo sonoro”

  1. Tolodapinza

    Una frase apócrifa atribuída al Barón de Coubertin, forjador de los Juegos Olímpicos modernos, dice así: «¿De dónde os habéis sacado la bobada de que hay que saber perder? ¡Lo que hay que saber es ganar!»

    Tal que así opinaba también el llorado “Zapatones”, Luis Aragonés.

    Bueno, pues esta banda de la izmierda no ha sabido ganar. Pero con la pataleta que les ha dado se ve que tampoco han sabido perder. Vaya pataleta infantil y enfurruñada…

    Pero vaya, a esta izmierda siempre le quedará el recurso de confiar en mantener la mamandurria gracias a las eternas rencillas y menosprecios mutuos en el seno de la derecha y centro-derecha. Lo escribí ayer y lo mantengo. Hasta el rabo todo es toro.

  2. Caplan

    Estimado Cora, como siempre sutilmente acertado y hoy rebasado al éxtasis del apogeo.

    Srs perdedores , ya que sois así, yo os respondo de igual manera, axiomas cristianos a descansar, mejillas a buen recaudo y ¡ oídme bien!

    Es verdad, no saben ganar, no saben perder y no saben figurar, las declaraciones de lo mas enrabietado y simplón, las poses con crujido de dientes, ojos cerrados y vacíos infinitos, noqueados por su prepotencia, España es suya, enteramente suya y los demás unos palurdos antidemocráticos, son tan barriobajeros que hasta se lo creen, por vacuos mentales.

    La clase, la preparación y contenido democrático se demuestra , verás la talla de una persona en sus dificultades, hoy hemos visto como esta ralea se cree superior y en las dificultades muestra su peor cara y su sarnoso contenido, me lo tomo como algo personal, me lo anoto en mi agenda, ya no engañan a nadie, nos hartaron de tanta putrefacción, nos encorajinan los salteadores de nuestra buena fe.

    No queda ahí la cosa, tendréis tsunamis de realidad.

    Votaré a VOX.

  3. E-Jamón

    El rojerío, no sabe ganar, gobernar y menos perder.
    Por saber no saben nada, basta con mirar el Cum Laude de sanchez, que se lo prepararon los amigotes de lo ajeno.
    Por saber no saben que España está llena de españoles con ganas de salir a la calle con su bandera. Cansados de tener que esconderse, solo pueden salir si ganan algún mundial y poco más.
    Ni el PER de susanita le permitió ganar. La gente llega un momento y se harta de robar al ver lo que roban los que gobiernan. Cantidades astronómicas. Las leyes las tuercen y retuercen para seguir en la poltrona. Pero la gente se cansa. Y se cansó. Voto VOX.
    Está en el extremo del infrarrojo dicen.
    Algunas veces tenemos que emplear métodos extremos para retomar la normalidad.
    Con el cáncer tenemos que emplearnos con mucha dureza para erradicarlo.

Comenta