Dalia Grybauskaite

Dalia Grybauskaite a Sánchez: Truco o trato

Entre “prometimos prometer” y “puedo prometer y prometo” media un mundo. Lo primero es un engañabobos, lo segundo, un compromiso.

Dalia Grybauskaite, la primera ministra lituana, nos explica que a Sánchez lo engañaron con un truco que padres y madres saben utilizar a la perfección con sus vástagos cuando se encaprichan con un juguete subido de presupuesto:

_ Ahora que vienen los Reyes, aprovecha y pídeselo.

Aunque esté mediado agosto.

A Sánchez le han hecho un pirula parecida y se ha conformado. Claro. Después del berrinche y de su amenaza de un veto imposible, necesitaba algo a lo que aferrarse, aunque fuese la promesa de una carta a los Reyes.

Da igual. Él es un artista de la prestidigitación y si le dan un barquito de papel, se las arregla para presentarlo como una flota de portaaviones, fragatas y destructores. Y así fue.

Aparte del propio Brexit, que es trágico para isleños y funesto para continentales, lo más lamentable del episodio es escuchar cómo esa política lituana presume de la facilidad con la que logran calmar lo que parecía la gran pataleta española.

Prometimos prometer y solemos cumplir las promesas, tarde o temprano. Ni más, ni menos. Y después, nuestro presidente, pasimisí, pasimisá, se encargó de transformar esa charada en “un éxito diplomático que permite resolver un conflicto que dura más de trescientos años”. La diferencia es notable, porque los lituanos están pensando en estos momentos que los españoles somos tontos del bote, y que ellos tienen en Grybauskaite a una de las mejores estadistas del mundo.

Tampoco es eso. Los Reyes existen y como dice esa señora, si somos buenos, tarde o temprano, nos dejarán Gibraltar en un zapato. Prometido.

3 Comentarios a “Dalia Grybauskaite”

  1. Caplan

    De angustia y desesperacion, es una triste época en nuestra nación, lo peor es que nada parece ir más que a peor, los horizontes son cortos y no hay luces que lo alumbren, los protagonistas de facilitar un futuro son los más chuscos, los españoles estamos maniatados mental y físicamente, somos una gente que en estos momentos estamos desactivados en lo relativo a la dignidad , desposeídos de carácter y lastimosamente asépticos, nos pueden darla y meterla por donde les apetezca, solo somos capaces de embravuconarnos con el vecino o nuestros allegados.
    No tengo soluciones para tanto disparate y tampoco como pararlos, pararlos no está en mi mano y llevaría una vida lograrlo , quizás nunca , y la manera de pararlo ya lo hicieron en otras épocas donde la revolución de turno lo justificaba todo ¿ que haríamos hoy , las calles, asonadas, levantamientos , qué ? hoy hacemos una cosa que se llama votar y lo peor es que , estudios hay, la mayoría no tenemos ni idea de a quién votamos o qué votamos o porqué votamos, ósea es una declaración falsa, impropia y para nada concluyente sino un mero acto de presencia fatua , además nunca se cumplen los contratos establecidos, esto es una farsa.
    Es posible que , como sucede casi siempre, detalles nimios hagan rebosar y despertar nuestra paciencia e indolencia y casi siempre estos detalles son bárbaros, en qué medida de barbarie caeremos no lo sé, pero que esto llegará y espero que no, llegará.
    En mis intentos de colocarme como un ciudadano de bien, de ser coherente con una sociedad desarrollada y en continuos cambios casi siempre hay bastante de desestabilización proveniente de esferas mezquinas y con intereses asociales, esto hace que vayan empujándote a escenarios de voto nunca antes pensados y hoy consideró necesarios.

  2. Ramón

    Todo puede ir a peor, si el día en que se convoquen elecciones, elegimos, al que antes no habíamos elegido y que se nos impuso, entonces, con la fuerza de los votos, lo que será capaz de hacer, acompañados de sus socios de gobierno, que serán los que tiene ahora, pobres de nosotros, nos coja o no confesados, según sean nuestras creencias, subida de combustibles (vía impuestos, electricidad, impuestos en general, etc., y de subir las pensiones, nasti de plasti, que no hay pasta para eso, solo para marcarse excursiones en avión “particular”, el presidente y la presidenta consorte, esto ya empieza a parecerse demasiado a una república bolivariana de habla hispana.

  3. Bartolo

    Hay otros analistas poco sospechosos de ser izquierdistas que no opinan como la lituana.

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2018-11-27/emboscada-a-sanchez_1669382/

Comenta