La nueva batalla

El panfleto se quedó al principio del camino

La historia comienza a contarse en clave electoral. Navidades, unos días de esquí en cualquier estación, y a la vuelta, chapuzón de realidad en las urnas.

Hasta ahora la clave era presupuestaria, pero sin demasiada convicción. Había que ser muy iluso para creer que podrían colarse. El único que confiaba era Iglesias, imbuido de ese espíritu bolchevique que le anima a tomarse todas las tardes varios palacios de invierno, aunque en realidad lo que le mola es la toma de un chalet en Galapagar, y gracias.

En su honor hay que decir que reacciona antes que Pedro, pues ya ha desmantelado el Pravda particular donde iba a salir todos los números en portada anunciando que se aumentaba el gasto público, y también ha desactivado la gira por provincias, donde se informaría al personal del mucho peso gubernativo alcanzado, y eso que todavía no son gobierno.

Bueno, pues todo eso va a quedar inédito porque en cuanto el presidente regrese de visitar a los dictadores cubanos y de ofrecerles una plaza en el Valle de los Caídos que pretende liberar de un inquilino que lleva allí la mitra, se va a poner manos a la tarea.

Ni los ministros están al loro. Por eso cuando vejan a Borrell, los pillan haciéndose las uñas y silbando El puente sobre el río Kwai, lo cual sirve para componer una de las escenas más miserables de la historia política española, pues ya no se sabe quién ha perdido más los papeles, si Rufián o los compis de Borrell.

ERC ha tensado la cuerda todo lo que ha querido y más, quizá porque también sabe que ahora se va a hablar de elecciones y por lo tanto su papel de sostén cruzado mágico del Gobierno tiene los días contados.

No se lo van a creer, pero llegará un día en el que todo esto nos parecerá historia, como la batalla de las Navas de Tolosa, que ahora la lees y dices, pero si parece que fue ayer.

3 Comentarios a “La nueva batalla”

  1. Tolodapinza

    Que Bruselas haya tumbado el proyecto de presupuestos generales que el Doctor y Pablenín habían pasteleado no significa para nada que ambos mequetrefes vean la luz. Seguirán gobernando haciendo caso omiso de Bruselas y sansereníndelmonte.

    ¿O acaso no sigue la ministra Delgado pese a haber sido reprobada tres veces, tres, por Congreso y Senado; haciendo caso omiso de tales reprobaciones? Pues eso es lo que hay y lo que habrá. Al tiempo. El que resiste, gana. Ya lo decía C. J. Cela, que era persona con estudios.

    Y digo que gana porque los votantes terminan cansándose de la tensión y acaban votando lo mismo, o casi, por fatiga y hastío; cosa que saben muy requetebién quienes ahora están en la gobernanza de la nación. Día resistido es día ganado.

    P.S. Me retracto. Los mequetrefes del primer párrafo sí que ven la luz. Pero sólo la que les alumbra a ellos.

  2. Caplan

    No quiero que ocurra pero, creo ocurrirá, ERC va a ganar, lo de Cataluña estado independiente gana fuerza y pierde fuelle España, España a casi pocos le importa un pito colorito, Sanchez ganará las elecciones y si no es por uvas es por peras o por coll.ons, da igual porque da lo mismo , en España y a España no se entiende ni dios y ni dios la entiende, creo que esta jauría mostrenca que nos desgobierna va a perdurar, de hecho ya tenemos la confirmación después de Zapatero vino un Zapahost.ias y no pasa ná, de ná, si esto no es de siquiatría pura y dura que venga Trump y lo vea, creo que ni se acercaría, le pasaria como el personaje mafioso de Cerdos y diamantes, saldría volando para su USA A REFUGIARSE.

  3. Ramón

    Solo comentar, la cabecera del folletín, parece ua cabecera de los T. de Jehova, “La mitad del camino”, vaya vaya, la otra mitad se consigue con la oración.

Comenta