Escupidos todos

Con socios así…

Quien con infantes se acuesta, humedecido alborea. En el Congreso pasa lo mismo, aunque al no existir lechos, sino escaños, la humedad no se excreta desde los riñones, sino desde las glándulas salivares.

Eso ya deberían saberlo el señor Borrell y su jefe que tan alegremente confía toda su pomposa legalidad democrática en partidos que se burlan de las instituciones a las que pertenecen y mandan a críos para que le representen, pues lo que menos les interesa es verlas funcionar.

Un tipo como Rufián, tan abrazafarolas como abrazaOtegis, es el diputado ideal para trabajos sucios si Ana Pastor no lo impide. Pero si además lo secundan un puñado de impávidos sopabobos ganados para la causa, la faena se culmina con un escupitajo a la remanguillé que te sitúa en las más altas cotas de la indecencia política. ¿O quizás de la excelencia?

Sí, porque hoy la altura intelectual, moral y urbana es tan ínfima que no faltará algún colectivo ´á la page` que organice un simposio sobre “El esputo, arma parlamentaria”.

No le vamos a regatear a Borrell su papel de afrentado, pero no estaría de más que tanto él como su grupo comprendiesen que quienes todavía nos sentimos españoles vemos cómo nos escupen a diario actitudes impulsadas, defendidas o anheladas nada menos que por quien tiene el título de presidente del Gobierno de España _ y bien que lo repite _, muchas de las cuales las negocia o trapichea con el dueño de los salivazos, sin que el contenido de la Constitución le pare en barras.

Son lapos continuos que resbalan mejilla abajo, mientras se nos pide comprensión porque todo va a redundar en unas mejoras sin cuento. ¿El robo al que nos abocan ayudará a nuestra prosperidad? Ni siquiera a la suya, ni mucho menos a la de los catalanes.

Cuando Borrell recibe el escarnio, la bancada socialista mira hacia otro lado. Como todos los días.

3 Comentarios a “Escupidos todos”

  1. Caplan

    Por desgracia se me parecen todos, en lo de estúpidos , con nota bochornosamente alta, da igual les da lo mismo, tienen su chollo montado en esto y quizás hasta les convenga y provoquen alimentándolo, quien puñetas lo sabe , en un simplismo quizás excesivo ya me parece que toda esta feria es un negocio amañado y por ello hoy una cosa y mañana otra, paripés del demonio.
    Si esto fuera verdad, democracia real, las barbaridades que pasan en esta España del despitote no tendrían como premio regalías, tendrían penas por delictivas y quebrantadoras del sistema que todos alimentamos con grandes esfuerzos, rufianes y similares se lo pensarían mas de dos veces y tres si cabe y veríamos de que material estaban hechos, seguramente del que se hacen los héroes no.
    Las leyes las confeccionan estos treileros de la politica chanchullando para perpetuarse y protegerse, los ciudadanos ni mú y es por ello que el Rufian este es la prueba clara del algodón, quedan en la evidencia mas absoluta , esto es asqueroso, ni mas unos ni menos otros , asquerosos todos.

  2. Ramón

    Une escupe insultos y el “compi” escupe saliva y mientras los “compis” de Borrell, les mean encima y dicen que llueve, ¿cuáto tiempo tendremos que soportar a estos independentista?. Sería bueno, darles un pequeño territorio ya sea en Cataluña o en el Peñón, para que se entretengan ellos solos y jueguen a escupirse entre ellos.
    A todo esto, el escupidor, tiene como profesión, maestro de E.G.B., ya me contarán lo que este buen Sr. puede enseñar en cuanto a modales, educación y saber estar, comportándose como lo hace.

  3. Tolodapinza

    Hombre, este Borrell de ahora se lo tiene bien merecido, qué quieren que les diga. Le tenía por sensato y mesurado desde que leí un libro suyo cuyo título no recuerdo ahora ─y no me voy a levantar a comprobarlo, como decía el gran Paco Umbral─ en el que demostraba las falacias del independentismo catalán en el terreno de sus cansinos lloriqueos sobre la economía y la financiación autonómica. El libro era de una contundencia incontestable.

    ¡Ah, pero a este adalid de la ética, la reflexión y la claridad de ideas, se le “nublaron” las ideas el día que le ofrecieron una golosísima cartera ministerial; y que además se la ofrecía el campeón mundial del arribismo, el revanchismo y el narcisismo! (y de los Doctorados ful, que se me olvidaba)

    Pues traga quina, Borrell, traga. Haber pensado antes con quién te juntabas y para qué.

    De ese eslabón perdido en la cadena evolutiva de la humanidad que atiende por Rufián, de esa bocaza con patas, no merece la pena ni hablar siquiera. Qué lástima que haya perros pasando hambre, con lo que le pagamos a este sujeto…

Comenta