Impuestos veñen e van

Que levante la mano quien no quiera pagar el impuesto

Que levante la mano el que prefiera pagar de su bolsillo el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, vulgo hipotecas…

No se ve ninguna mano alzada en la sala, seguimos para bingo.

Que la levante quien crea que si lo paga el banco no lo va a pagar también él, de la forma y manera que sea…

Parece ser que allá al fondo el señor Iglesias ha erguido la misma zarpa con la que ha firmado su hipoteca chollo con la Caja de Ingenieros para la adquisición de su chalet trampantojo de Galapagar, el edificio más vigilado de España, quizás, digo yo, para evitar el acoso de los fans.

También la levanta el señor Sánchez. Vaya, vaya. Así que ustedes creen que si la paga el banco, no la paga usted. Eso se llama tener la fe del carbonero y el populismo en flor, especialmente cuando al tiempo se anuncian subidas de impuestos a troche y moche en un caso, o se vota para subir el de las hipotecas en el otro.

La única forma de no pagar ese impuesto, como todos los demás, es que no existan. Y no debe de ser ninguna utopía extraterrestre cuando se comprueba que en algunos países no los hay.

Ahora bien, vete tú a investigar cuáles otros muchos sistemas recaudatorios existen allí y de qué cuantía son, porque en el fondo, no es que el dinero público no sea de nadie, como sostiene Calvo, sino que todo el dinero público sale del mismo sitio, que somos nosotros.

Eso es así porque solo la iniciativa privada y el trabajo generan riqueza, al contrario de lo que piensa el señor Iglesias. El poder solo genera gastos, a no ser, claro está, que resucitemos a Papá Estado, que lo genera todo, hasta la muerte.

El ejecutivo enmienda la plana al judicial. Bien. Vamos a ahorrar puestos de trabajo. ¿Para qué queremos el Supremo y la Corona si Sánchez hace de magistrado y de Rey?

3 Comentarios a “Impuestos veñen e van”

  1. Tolodapinza

    Tengo un amigo que es director de una sucursal bancaria. Me cuenta que a la plana mayor de los directivos de la sede central dicho banco ha habido que ingresarlos de urgencia a todos en el hospital. Diagnóstico: congestión torácico-pulmonar. Motivo: el súbito y tremendo ataque de carcajadas interminables que les ha producido saber que, según el Doctor Sánchez, «la banca va a pagar, mediante decreto, el impuesto a las hipotecas».

    Lo ha dicho el Doctor Sánchez, sí señor, hay constancia. Con un par.

    Está claro que eso es postureo. No se lo cree ni él. Pero “mola” decirlo.

    Veamos. Yo soy “los bancos”. Me dicen que debo pagar el impuesto por decreto-ley. Muy civilizadamente cumplo mi deber cívico y democrático de obedecer al Gobierno y obedezco, no faltaba más. E inmediatamente, si daba préstamos para hipoteca al 3%, paso a darlos al 4% y asunto resuelto.

    ¿Quién paga? Pues el de siempre. El que pide el préstamo-hipoteca. El pagano.

    Dos apuntes ilustrativos:

    1) Ese impuesto (que nunca antes existió) lo creó Felipe González allá por 1993 o 1995, no lo recuerdo con precisión; y JAMÁS ha sido eliminado por ningún Gobierno.

    2) Esos que van a hacer un “escrache” a las puertas del Supremo, los de Podemos, son los mismos que apoyaron en la Comunidad de Aragón una subida del 50% en ese impuesto. Toma ya coherencia.

  2. rois luaces

    Creo que pocos ¡ay! leemos esto en el Lugo del Progreso

  3. admin

    No crea, aquí llegan multitud de ecos.

Comenta