Cabra como metáfora

El mercado de Cabra el 7-XI-1938

El bombardeo republicano de Cabra, cuyo 80 aniversario se celebra hoy, es la antítesis del de Guernica. Se parecen en casi todo, menos en el conocimiento de la gente. Ni con Franco se realizan especiales conmemoraciones de la masacre del sur, ni mucho menos con la Memoria Histórica, que ha actuado en Cabra con la desmemoria que caracteriza sus directrices unidireccionales, como si los 109 muertos de Cabra tuviesen culpa, ideología o parte.

En fecha reciente, una autoridad andaluza siguió defendiendo el ostracismo histórico hacia Cabra con la falsa disculpa de que los aviadores republicanos se habían equivocado. Vamos, que habían bombardeado el mercado de Cabra hasta causar 109 muertos por confundir sus toldos con los de una columna italiana.

Uno de los historiadores del suceso, Antonio Arrabal, demuestra la falsedad de la equivocación y deja con el culo al aire a quienes se escudan en tan burdos argumentos.

Pero Cabra también es la metáfora de toda una corriente torticera de hacer historia, que arranca desde la década de los treinta y llega tan campante a nuestros días.

Cierto que el franquismo volcó el ascua hacia su sardina para demostrar que las guerras las describen quien las ganan, pero tiempo después, cuando sobre el papel nada impedía hacer justicia a la verdad, se opta de forma alegre e inconsciente por entregarse a una especie de venganza que consiste en reproducir los mismos tics partidistas, pero ahora volcados hacia el otro bando, con lo cual solo se consigue expandir y perpetuar las mentiras.

Vistas las excusas que se dan por parte de la Junta para recordar como es debido a los 109 inocentes de Cabra, solo podemos pensar que en Historia todavía no superamos la fase larvaria y así son posibles episodios tan infantiles como el del Gobierno, Franco y la Almudena.

4 Comentarios a “Cabra como metáfora”

  1. Ramón

    Todos los bandos participantes en una guerra, cometen actos criminales y vergonzosos. Que tienen que ser evaluados, todos ellos de la misma forma y apenarse por todas las victimas, se encuentre donde se encuentren, pensando siempre que los soldados participantes, normalmente no tienen ideología que se identifique con la lucha en la que se encuentran inmersos, puesto que se encuentran en la guerra totalmente obligados. Los únicos culpables de los desmanes son los que podemos llamar los srs. de la guerra, aquellos que no llevan a ella y esto es válido para todos los bandos participantes.

  2. rois luaces

    No es cierto. En nuestra guerra luchó gente que tenía mucho que contar, pero no hacíamos mucho caso de batallitas. Hoy, que han muerto los testigos, se atreven a imponer falsedades y prohibir la verdad con leyes aquellos mismos, auténticos ‘esbirros de la guerra’, que envenenaron a muchos jóvenes contra sus mayores.

  3. rois luaces

    A Solís -que quería ‘más deporte’- le dijeron los de latín que gracias a ellos se sabía que el ministro era egabrense. Hoy la egabrense, que ni lo sabe, es la ministra repetidora

  4. Tolodapinza

    Lo de Cabra fue una vileza tan criminal como lo de Guernica. Pero no tuvo a un Picasso detrás ni a un interminable ejercicio de proto-marketing como el que se hizo por parte de la izmierda nacional e internacional (y se sigue haciendo) acerca de la villa-mártir vascongada.

    Cualquier día empieza a propagarse la idea que los de Cabra se lo tenían bien merecido.

Comenta