Fausto

Mefistófeles _ de rojo absoluto _, Fausto _ apampado _, y Margarita, en plan moción de censura

En 2016 Pedro Sánchez dijo algo así como que los españoles no nos merecíamos que él vendiese su alma a los populistas y a los independentistas para ser presidente de Gobierno, demostrando con ello una gran talla como analista de la actualidad, inversamente proporcional a su categoría como político.

Él, desde su privilegiada atalaya, supo ver lo que se nos venía encima, una catástrofe de proporciones siderales, mucho mayor que aquel encuentro entre Obama y Zapatero que nos describió la nunca bien ponderada Leire Pajín.

Pero aún así, sabedor de que el peligro era mayúsculo y su peligrosidad, máxima; Fausto Sánchez pacta con el diablo y le entrega desde la dignidad a la gobernación, desde Cádiz a Gerona; su cargo, su palabra ¿y la corona?

El periplo de Pablo Iglesias, como el de su tocayo Julio _ dándoselas de señor siendo un truhán _, se escribe con mojones de probada delincuencia, injusticia y desigualdad para los españoles: Junqueras, Puigdemont, Urkullu… Tiemble quien todavía crea en los principios solidarios, en el valor de la ley y en la prevalencia de la justicia.

Fausto Sánchez es un profeta con trampa, pues siendo él quien tiene en sus manos la posibilidad de pactar con los mismísimos dueños del Averno, lo advierte y lo lleva a cabo, impelido por un irrefrenable egocentrismo que le guía en todas y cada una de sus acciones, especialmente las que tengan que ver con la pompa y el boato. “Ya os lo decía yo”.

Por eso, para ser admirado incluso en sus dotes proféticas, nos anuncia hace dos años que no nos merecemos lo que actualmente vivimos… “pero ahí os va, imbéciles, por ser dueños de las mayores tragaderas del universo mundo”.

Fausto, ya lo saben ustedes, no acaba bien. Es matemáticamente imposible otro final, pero lo angustioso es no saber la duración del drama.

2 Comentarios a “Fausto”

  1. Tolodapinza

    El Doctor Pedro Sánchez ha dicho que romperá relaciones con el PP porque dicho partido le ha llamado “golpista”.

    En el PP deben estar aterrorizados.

  2. Bartolo

    Bueno, Nuñez Feijoo pide mesura a los partidos, se supone que también se refiere al tono mitinesco, jaleo y bronca de alguno…ha asegurado que en su partido, que representa “la Constitución, la democracia y las libertades”, saben que “el señor Sánchez no es ningún golpista”, del mismo modo, que afirma, “que también saben que Sánchez es presidente del Gobierno porque lo apoyan entre otros, partidos secesionistas que incumplen sistemáticamente la Constitución y el Estatuto”.
    Toda una lección para sectarios y para el maniqueísmo de algunos.

Comenta