Payasas subvencionadas

Doctrina feminazi con dinero de todos

Ahora llaman humor a cualquier cosa. Basta que se metan con el humano macho, o denigren a la iglesia _ la católica, por Dios! _ o se burlen de la derecha _ el PP, a ser posible _, para que la panda de dirigentes que hemos elevado al poder desparrame sobre los payasos grandes dádivas públicas.

Acaba de pasar en Madrid con dinero municipal. Lo bautizan Coñumor y se dicen feminazis, pero si en las buenas épocas hubiesen querido colarnos esa infame bazofia, las hubiésemos expulsado de los escenarios vía alcantarilla. No yendo.

El adoctrinamiento solapado en espectáculos pertenece a tiempos hitlerianos o stalinistas, pero ha vuelto. Ellas se dicen nazis y con eso debería bastar a los incautos espectadores, pero se ve que los niveles de exigencia están por los suelos y el machismo de Emilio el Moro ha fructificado en el feminismo de Carmena la Mora . Además, ¿cómo no ir, si es gratis y subvencionado?

Hay que estar muy desesperado para verle la gracia al coñumor y a sus ataques contra la maternidad. Aunque lo hagan así, en general, queremos suponer que se refieren a sus señoras madres, que han tenido la poca elegancia de parir unos engendritos tan poco ingeniosos que venden sus chistes al municipio.

Su categoría artística está en consonancia con la altura intelectual de la autoridad, llámese alcaldesa o presidente, porque hoy todos ellos rozan la excelencia académica. La rozan, pero no llegan ni a tocarla.

En un aspecto sí estamos de acuerdo con estas crisálidas del escarnio. El hombre merece todo tipo de vilipendios, pues a la vista está que no ha encontrado todavía el remedio contra el ridículo. Y si antes éramos libres de hacerlo cuando nos daba la ventolera, ahora necesitamos malgastar dinero público para vivir de la sopa más boba que nunca.

Un comentario a “Payasas subvencionadas”

  1. Caplan

    A este lado del charco, en USA, lo que sucede en España resulta visto con ridiculez y sin valor, ahora entiendo lo que es estar en un país que sabe que es grande y es grande y sabe construir sociedad.
    Toda esta basura que está sucediendo en España es propia de una cocinada apestosa por cocineros mugrientos tanto física como mentalmente hacen que , reitero mi apreciación, nos vean como energúmenos y gentes para nada confiables.
    Hoy he estado en un restaurante mejicano, dueños mejicanos, sabor auténtico y personal latino,su dueño desea fervientemente visitar España y quiere conocer sus orígenes, muy entusiasmado por saber de España, dios deberá ser generoso y si visita a España adormecerlo un poco , sea con buen vino y rosas , sea con, lo que sea.
    Los interesados en saber un poco de nuestro país, fuese por haber emigrado, por lazos inciertos o ciertos de parentesco u otros no asimilan nada de nada lo que hoy somos y yo les aseguro no les reprochó nada.
    Nuestra comida mexicana fue deliciosa , abundante y a precio imbatible, la atención muy buena, se ganan la propina con ganas, otra de la diferencia a favor de este país .

Comenta