El nivelito

Delgado sin apoyos

Fíjense cómo están los distintos nivelitos de calidad.

El de urbanidad lo marca Rufián, que es lo más parecido a un broncas del far-west, de ésos que cuando entran en el saloon espantan a los clientes porque saben que habrá tiros. Para rodar con él El bueno, el feo y el malo solo haría falta buscar al primero.

El de excelencia académica corre a cargo del eminente polígrafo Pedro Sánchez, que se saca tesis de la gorra a la misma velocidad con la que recula en otras iniciativas que promueve. Una máquina.

El de solidaridad fiscal lo comparten varios de sus ministros y ministras, cuyas triquiñuelas para burlar sus obligaciones con Hacienda van parejas a su apoyo para que el Gobierno cruja al resto de la población con toda suerte de impuestos. Geniales.

El de respeto a las leyes lo ostentan otros socios del ejecutivo, con Torra, Puigdemont y el resto de golpistas a la cabeza. Modélicos.

El nivel de coherencia política es un apartado que se reserva don Pablo Iglesias, no solo desde la adquisición del cigarral galapagueño, sino por los tumbos que le cuesta el apoyo a Sánchez, por la comunión con ruedas de molino a la que se ve obligado diariamente y por todo el montaje que se trae encima desde que salta a la fama. Y es que lo suyo es un no parar de contradicción e inconsistencia, y viceversa.

El nivel cultural, que ya de por sí es bajo del carajo _ vean qué expresiones más vulgares se utilizan _, alcanza su cenit y su máximo exponente en ministras como Celáa, que comete faltas de ortografía dignas de suspenso, o como Ribera, la de ayer, creadora de las familias monomarentales.

El nivel de justicia necesario para analizar y juzgar todo esto está en manos de Delgado, nada menos que la víctima de Villarejo. Así que ya me contarán.

3 Comentarios a “El nivelito”

  1. rois luaces

    Los de Marentes (Negueira de Muñiz) estarán satisfechos.

  2. mirlopica

    Con la alegría con que los izquierdosos utilizan términos como fachoso, facha, facherío qué poco se les aplica a esos señoritos el rotundo término de bolcheviques. Casi ná.

  3. Caplan

    No me pierdo la bitácora ni estando a miles de km, en este caso en USA, amigos , sincera y honestamente las cosas aquí discurren de una forma que ni en sueños y si en pesadillas , pasan en nuestra querida ” Spain”.
    Económicamente esto es como siempre , a más y mejor, y lamento enormemente ver que ahí sigue la misma mierd.a revoloteando las sensibles cabezas de nuestros conciudadanos.
    Les puedo asegurar que aquí ni de lejos hay tanta estupidez y que tampoco se consiente.

Comenta