Leyenda negra.2

Los golpistas ya lo intentaron otra vez. Ésta es una portada falsa del Time en la que se cuestionaba la democracia española para favorecer la legalidad de su golpe

La revista Time, la misma que la cátedra periodística presenta como el paradigma de la objetividad profesional, incluye a Puigdemont entre los favoritos para recibir el Nobel de la Paz, que se falla esta tarde.

Desconozco los motivos en los que se basa el disparate. Puede ser realmente un finalista, o que lo diga una casa de apuestas hábilmente inflada, o una opinión de la revista, o que alguien haya pagado para que se publique.

En el fondo es lo mismo. Solo variaría el autor del insulto. Sí, porque si ese señor es digno candidato al Nobel _ no digamos ya si lo gana _, quienes defendemos unas formas democráticas de entendimiento estaríamos siendo insultados, vejados y despreciados, bien por los apostantes, por la revista o por la academia.

Es el mismo caso que el famoso lacito amarillo. Quienes lo llevan no están pidiendo la libertad de unos señores, postura con la cual se podría estar o no de acuerdo por simples razones humanitarias. No, lo que hace es acusar de antidemocrática una legislación que produce presos políticos, y tildar de tiranos, fachas o similares a quienes la defienden, o sea, al resto de la humanidad pues no hay país que consienta comportamientos como los de Puigdemont y encausados.

Que les vayan unos golpistas de turno a mover un metro los mojones de sus principios constitucionales al Time, a los EEUU, a la Academia, a Suecia o a cualquier país que pueda albergar las casas de apuestas donde han invertido un pastón los millonarios golpistas.

Verán entonces qué gracia les hace verlo como candidato al Nobel de Paz. Se tronchan.

Ahora bien, siendo España la víctima, no hay problema. Somos un pueblo que intenta autodestruirse desde hace siglos y aguantamos bien las leyendas negras. Será porque lo que no mata, engorda.

2 Comentarios a “Leyenda negra.2”

  1. Tolodapinza

    Justamente hoy, por la mañana, he recibido en el whatsapp de mi teléfono celular una petición de firmas para apoyar la candidatura de Albert Boadella, el Muy Honorable President de Tabarnia, para el Premio Nobel de la Paz.

    Esa candidatura sí que la apoyo, aunque me lo reproche la revista Time.

  2. Caplan

    No veo mucho sentido patrio, veo mas de lo mismo, charlas y comentarios sin trascendencia y el latiguillo infernal, demencial, aplastante , frustrante y simplón que remata cada cuestión como esta o similar en lo político diciendo que : todos son iguales, que se le va hacer, aguantar es lo que queda y bueno , en fin, que todo está consumado, es que somos unos héroes de coll.ons.

    A los mas les importa una higa el Nobel, si lo consigue Puig o lo consigue el Demont y si los de otras historias de la gruta, en España pasan cosas señores que son raras, raras y dan sospecha de una enfermedad o varias enfermedades mentales colectivas , altamente contagiosas y activas, esto todo lo veo como muy raro, raro.

    Si no es raro, raro, es peor, es que esto sea normal y así vamos y venimos desde que tuvimos mayoría de edad para votar, desde hace muy poco, al quedar libres por la Sra natura que naturalmente y de una forma un tanto sádica y escatológica elimina al señor y dueño de este cortijo, nuestro autóctono Franco, Franquito para los viles.

    No hubo periodo alguno de paz y libertad en este desdichado país desde el comienzo de los tiempos y porque nunca la hubo y cuando parece que si hay , tenemos un remedo de democracia y vamos tan nosotros y damos la razón al susodicho Franquito y que tan bien nos conocía y dijo ¡ No se os puede dejar solos ! jo con el bajito del bigote , tenía mas razón que una santa momia.

Comenta