Nuevos ricos

Los Tramchez

Unos presidentes llevan a sus parejas cuando se van a hacer la foto con sus colegas de EE UU y otros no. Rajoy no la llevó, por ejemplo. Y la laborista Jacinta Arden, primera ministra de Nueva Zelanda, que ayer estuvo con Trump en Nueva York, tampoco.

Charlan, se fotografían, hablan a la prensa, pero ni rastro de su pareja, que se había quedado en el hotel cuidando al bebé de ambos. Zapatero había ido con las niñas. Como eran góticas, en vez de visitar Orlando con Micky Mouse, las lleva a un sitio donde huele a azufre, como decía Chávez.

El nuevo encuentro sideral tuvo lugar ante una pared del The New York Palace Hotel que luce un precioso repujado, aunque siendo mucho menos glamourosa que el fotocol de la Casa Blanca.

Se informa que la señora Sánchez _ en esa condición estaba allí _, utiliza para el evento un Delpozo valorado en 2.300 euros, que ni es mucho, ni poco dinero. Sencillamente, no es, porque la mujer parece una tercera bandera en el conjunto, la de Australia o por ahí.

Hoy se cumplen los tres meses y 24 días de la entronización de Sánchez. No es una cifra redonda ni nada que se le parezca. Es lo que dice el calendario, y en este corto período da la sensación de que los Sánchez han cumplido paso a paso los planes de unos nuevos ricos llegados a la Moncloa para disfrutar el premio que les toca en Un millón para el mejor. Para ir en helicóptero a los sitios _ cuando no en el Air Force One _; para hacerse una preciosa foto con vistas a los Trump, bien guapa ella con su Delpozo; para trabajar por las mañanas en un buen chollo africano, para colocar a amigos y parientes en los más encumbrados despachos, para cambiar los muebles de palacio; en fin, para cumplir un sueño propio, y varios ajenos, porque sus socios de moción están que flipan, más callados que la tapia del cementerio.

4 Comentarios a “Nuevos ricos”

  1. Ramón

    Dado que ya logró sus objetivos 1º, llegar a pisar las alfonbras de la Moncloa, 2º colocar a su esposa adecuadamente, 3º adquirir la sonrisa de Zapatero, 4º sacárse la foto con los Trunp, 5º publicar su tesis, etc., pienso que ya esta en condiciones de convocar elecciones, antes de que le quite el trono el Sr. Iglesias.

  2. Caplan

    Da igual, el tiene su meta en 2020, ella ya ni la comenta porque desde antes y ahora y despues están forjando compromisos de por vida, el pessebre de lujo está asegurado.

    Imagino que el vestido marca España no se lo pondría ni beoda, como actúa esta gente es de sicoanalisis.

    Otra es las ínfulas que se gasta este tio y esta mujer, son propias, lo denotan sus apareceres que parecen estar en la nube de nunca jamás, los paletos nuevos ricos también hace cosas como estas.

    Esperar un milagro, enseñar a un ruiseñor, lo mismo da , tenemos lo que tenemso , creo no merecerlo, y asi pinta la historia, tiempos perdidos, estresssss, en caida libre y la vida sigue peor que antes, nos salva que los tios y tias del dia a dia tratan de sostener el templo de marras, eso si, con un esfuerzo bestial y fiscal, vamos camino de trabajar 13 meses al año para pagar y mantener este bodrio en que se va a convertir este país, que no está ni se le espera, bueno si en Cuba y en Venezuela por ejemplo.

    Otra cosa, como decía Forges , esta fulana de tal y cual , se va a poner vestiditos de bandera de cada pais visitado y esto que es un ágape? y luego dicen mal , algunos de Trump. este Trump es el tio mas considerado del mundo.

  3. Tolodapinza

    Ante todo lo que está pasando ante nuestros ojos, mi malicia congénita me hace imaginar algo…

    Digamos que es pura imaginación, o sea, y ahí se queda, venga.

    Cuando el “affaire” Cristina Cifuentes, toda la socialería y sus medios afines se ensañaron a base de bien. Uf, aquellos defensores de la ética pública y de la limpieza moral privada, se pusieron como motos.

    Pues para mí que en aquellos momentos alguien pensó: «¿Ah, pero queréis guerra? Pues vais a tener guerra a modo.»

    Y en ello estamos.

    Las carcajadas de Rajoy en su despacho de registrador de la propiedad deben poderse oír desde Madagascar.

  4. rois luaces

    O un pendón

Comenta