Qué Celaá, Celaá

Demis y Twiggy

Si usted censura, tritura y manipula la historia _ o la geometría _, y consigue darle forma de libro, ya está autorizado automáticamente, no solo para mantener ese subproducto en las librerías _ con lo que estamos de acuerdo _, sino para hacérselo estudiar a las nuevas generaciones.

Ésa es la sorprendente teoría del actual Gobierno, comunicada a la ciudadanía por boca de la inconexa ministra de Educación, Isabel Celaá, a quien dedicamos ese adjetivo tras descubrir que no existe ninguna conexión entre el título de su cargo y la estrategia que defiende.

Si prohibir que libros-basura sean libros de texto es censura, admitirá la señora Celaá que su objetivo no es educar a los niños, sino adoctrinarlos al gusto de quien esté en el Gobierno.

Si fuera coherente con la ministra Celaá, el PSOE debería hacer una pila con todas las publicaciones en las que el partido, o alguno de sus miembros, criticó la educación impartida durante la época de Franco y prenderle fuego, pues si aplicamos su vara de medir, el general estaba haciendo exactamente lo mismo que Tardá, y sus libros deberían ser respetados.

Anda que no se han hartado de criticar la España imperial del Cid, don Pelayo y los Reyes Católicos. Ahora nos enteramos de que era todo postureo, porque a la primera ocasión que tienen para evitarlo, cuando obra sobre su mesa un certificado que corrobora la maldad de los textos, va la ministra y dice que no piensa prohibir los infectos libros catalanes porque sería censura.

A la señora Celaá le cae el cargo de ministra como una túnica de Demis Roussos a Twiggy, tirando a holgado. Si el presidente no fuese preso de sus delirios de poder, ni de los catalanes, la ministra diría otras cosas, pero como no es así, ni tenemos Gobierno independiente, ni sabemos cómo opina por sí mismo. A partir de hoy Franco puede estar mucho más tranquilo.

3 Comentarios a “Qué Celaá, Celaá”

  1. rois luaces

    (Nota a una vieja expresión hoy resucitada con cierta inexactitud: “no fuese presa”, “no fuesen presa”: así un gorrión de una pega, con substantivo, no adjetivo: como “hacer presa” de/ en algo); “preso” no se “es”, se “está”)

  2. Caplan

    Quizás de todo esto se pueda extraer, creo sin partidismos, que esto es una DICATURA con muchas de las condiciones necesarias para serlo.

    Tenemos no un problema, tenemos muchos problemas que a ala vez están generando otros mayores, tanto problemas reales como subliminales como de inacción, esteo está tan corrompido, tan fuera de eje que da pánico verlo y dolor sufrirlo.

    No es razonable tantos cambios chorradas, no es razonable tirar por la borda lo útil y lo innecesario sin discriminación, no es de recibo tanto soplagilipoyas gobernando, tengo hoy mas miedo que en la dictablanda postrera del Sr de Los Caidos.

    Veo no sin recelo que hoy hay un ataque , miserable y feroz contra los que no piensan o abrevan de la ideología buenista del ser Falconetti y Srs de la discordia y rompimiento de la sociedad española y del estado, también he de decir que mi respuesta es la de irme an tromba al extremo opuesto, es un salvar lo que se pueda de esta M asi de grande , la merde vaya, en que estamos inmersos, locos e ineptos juntos , cóctel explosivo.

  3. Caplan

    Sin corrector y con prisas de mala uva les ruego miren al sol y no al dedo. ALA y a la.. y habrá mas que me cuidaré de que no las haya.
    Lo lamento.

Comenta