Montón desenchufa

Creía haber aprobado con su esfuerzo, hasta que un día descubre que estaba enchufada

Era un partido tan honrado que ninguno de sus miembros había hecho un máster.

La ministra de Sanidad, que sí lo ha hecho, flojeaba en argumentos de defensa y cada vez que abría la boca crecían las sospechas en su contra. Ya se sabe que una vez que empiezan, a estas cosas les pasa lo que a los amoriños primeiros, que son moi malos de arrincare.

Al final ha dimitido, claro. Es imposible ser ejemplo de nada con un curriculum tan emborronado.

La excusa más llamativa para seguir siendo ministra era decir que ella no pide un trato de favor, y por tanto, si se lo dan, no es su responsabilidad.

No hace falta cursar un máster de Procesal para darse cuenta de que esas palabras certifican la existencia de irregularidades, pues aunque usted no las solicite, o es tonta del hipocondrio, o ha tenido que notarlo: “Empezaron a ponerme nueves y dieces, y yo no sabía de dónde venía todo aquello…” ¿Qué será peor, el enchufe, o no enterarte de que estás enchufada?

Tampoco fue inteligente repetir en salmodia eso de que “No todos somos iguales”, y no porque el máster se realiza cuando ella es portavoz de Igualdad, sino porque no aclaraba su situación académica y añadía un punto enrabietado que no le favorecía un pelo.

Caída Cifuentes, no era concebible reducir todo a un cambio de cromos entre el PP y el PSOE, porque lo que tiene apariencia de ser un proceso de limpieza podría convertirse en un lodazal mayor del que procede.

Ahí sí acertaba la exministra. Cada caso es distinto y no deben ser objeto de trueque.

Sánchez va camino de su tercer gobierno en cuatro meses. No es ningún récord porque en España ya se ha visto de todo en gabinetes relámpago, pero la marca promete.

Un comentario a “Montón desenchufa”

  1. Caplan

    La política, función a la que deberían llegar los mejores, los mas empáticos, los mas brillantes, los que mas afán de servicio tendrían, los que tras haber conseguido mucho querrían conseguirlo para los demas, los mas bellos y éticos representantes de la sociedad, y NO SUCIEDAD.

    Casi todos mienten, casi todos tiene intenciones ocultas o no tan buenas ni ocultas, se les ve de lejos la insania, casi todos son casi nada en la privada , trepan en las lianas ponzoñosas y escurridizas para llegar al ¡ premio , la caja publica ! caja abierta y ademas no es de nadie, se ” jartan ” de apropiación del ajeno público, es una chusca burla cotidiana.

    Tramposos y tramposas, rufianes y rufianas, chorizos y chorizas ¿ le compraría usted un coche usado a uno de estos o estas ? , vamos , que de esta tela todo son desgarros, tela de merde, de pena, de asco ¿ oigan, hay alguien honrado por ahí ? es que, sabe usted , ya no me queda ni pena ni esperanza, todo esto me sobrepasa y creo que no tiene fin, esto es el dia, el mes, el año de las marmotas, se han juntado todas en este desdichado país, nación o lo que sea, y se repite, se repite…

Comenta