Dos goles por la escuadra

Moscovici-Calviño, la imagen realista del viernes. El resto era surrealismo

Madrugada del viernes. La 2 emite una nueva entrega de la serie documental Apocalipsis. La II Guerra Mundial. El título del capítulo no deja lugar a interpretaciones, Stalin el Demonio.

Golpe de estado ruso al que llaman revolución. Los bolcheviques son derrotados por paliza en las urnas. ¿Solución? Eliminación de las urnas. Lenin, dictador máximo. Stalin, asesino genocida implacable. La revolución necesita muertos en los que auparse…

La continuación ya la saben ustedes, aunque nunca faltan cegatones con ganas de imitarlos y repetir experiencias.

En los informativos, antes y después de este documental, se abre el telón y se ve a Sánchez y a Iglesias hablando de nosotros, es decir, de sus administrados. El uno le dice al otro no sé qué cosas, porque después nos contarán no sé qué otras. Espeluznante.

Supongo que la emisión de Apocalipsis estaba programada de antemano y no han podido evitarla, pero el caso es que la parrilla del viernes en la 2 quedó de lo más surrealista; eso sí, con el contrapunto obligado de la entrevista entre Pierre Moscovici y la ministra Nadia Calviño, que ahí sí que no hubo poses ni apariencias, porque Europa no entiende de socios exigentes, ni de deudas contraidas para alcanzar la presidencia.

Europa, o sea, Moscovici, le habrá dicho a Calviño lo que Calviño ya sabe de sobra, porque ella viene del mismo sitio. Mi querida amiga, aquí no hay más cáscaras que el déficit estructural, así que ya le puede decir a su presidente que por mucho que hoy se fotografíe con el capitán de gastadores, el Niño de la Coleta, mejor será que lo deje entretenido en programar bien los documentales de la 2 y que él se dedique a lo que debe.

Habría que oír a Iglesias: El viernes me metieron dos goles por la escuadra. Uno, Stalin, y el otro, Moscovici.

2 Comentarios a “Dos goles por la escuadra”

  1. Tolodapinza

    Un refrán gallego sintetiza la mar de bien lo que probablemente le habrá dicho Moscovici a Calviño: «Amigos moito, pero a vaquiña polo que vale.»

    O sea, haced las cuentas como queráis y montad todo el circo que os plazca, pero estos son los números a los que debéis ateneros y que estáis obligados a presentar. Dicho de otro modo: Ji-ji-ja-ja, pero estas son lentejas.

  2. Caplan

    Gobernantes aberrantes, dilapidadores , ciegos en lo que no quieren ver, buenistas de pacotilla con dinero público que no es de nadie, ¿ de nadie o de alguien ? yo creo que de los españoles que nunca se lo devolverán en forma de servicios, ineptos encumbrados por los mas memos, memos que tienen la capacidad de regalías sin fin a quienes les lesionan sus intereses dándoles el placet con el voto bobo, una forma especial de sadomasoquismo con pinceladas sodomitas.

    Hoy sabemos del retorno de la sanidad universal por ” collons” por ser quien soy y hago lo que me da la gana de mis pinreles ociosos , no rindo cuentas ni a dios ni al diablo, mis actos están escritos en el viento zapateril que es sagrado, y de él vengo y allí quedó superado por mis hazañas y excesos , soy el señor de la miseria, por supuesto de vuestra miseria, os anuncio que si no soy yo podría ser otro peor porque digo esto ? por

    Sanidad Universal, quien paga aquí o es tonto o tiene algo que pueda embargarse, somos carne de embargo, de sodomitas, tanto os deprecio que os considero la nada, mejor aún , os considero los viles necios que obligados pagais toda la fiesta, todos son mas que vosotros, DECRETO Y MANDO, asi de chulño soy y por supuesto nada podeis hacer porque no podeis hacer nada y porque como dijo aquel ¡ os conozco pajaritos ! mucho bla, bla, bla y todo queda en nada.

Comenta