Sanchezitis

Doctor, me duele el Sánchez

Todas las noches, después de acostarme y de rezar el Jesusito de mi vida, repaso las buenas intenciones para el día siguiente. Durante estos últimos meses incluyo entre ellas el firme propósito de portarme bien con Pedro Sánchez, pero lo confieso, no he podido llevarlo a cabo ni un solo y puñetero día.

No sé si esta conducta, adversa al presidente del Gobierno y alejada de mis propias promesas nocturnas, conlleva penitencia, pero confío que de haberla, no sea ni administrativa, ni terrenal. Si acaso, purgativa y temporal.

En mi defensa he de decir que el señor Sánchez me supera en todos los esfuerzos que realizo por verlo simpático. No le veo la simpatía por ninguna parte y lo que es peor, cada vez que abre la boca es para anunciar algo que se encuentra en las antípodas de lo que honradamente considero una buena gobernación.

Mira que lo intento, pero nada. Desde que admite como compañeros de moción a quienes admite, hasta hoy, no habido ni la más mínima sintonía. Fíjate tú que la tuve hasta con Zapatero. Pocas, pero alguna vez estuve de acuerdo. Y ya no digamos con Felipe, por cuya defensa sufro persecución de la Justicia.

Pero, chico, con este rapaz cortefiel no hay manera. Me pasa lo que con algunas comidas que no te gustaban siendo niño y tu madre te decía: No hagas bola. Es decir, no le des vueltas y más vueltas en la boca porque acaba siendo un engrudo intragable. Pues eso, que no lo trago.

Dirá él y dirán ustedes, que es mi problema, y como tal lo cuento. Yo, venga a rezar por las noches para que me caiga bien el muchacho y nada más abrir el periódico al día siguiente, ¡zas! me saca de quicio.

No sé si será cosa de estomatólogo, de endocrino o de psicólogo, pero yo esto tengo que tratármelo, porque de lo contrario es un sinvivir y ya no está uno para asumir riesgos de salud.

3 Comentarios a “Sanchezitis”

  1. UnJubilado

    Pues a mi me pasa lo mismo. Ya ni lo veo por Tv.

  2. Caplan

    Me pasó con Zapatero y el talante, me preguntaba una y otra vez el porque la gente asumía que tener talante era supuestamente SIEMPRE buen talante talante hay hasta el mas pútrido talante, y esto entre otras cosas de ese tio nefasto, me molestaba y mucho, ademas de su dura cara de apósito teflon adoctrinando memez a raudales sin caerle el rostro de pura verguenza .

    Cierto es que todos los que presumen de tanta seguridad, torpe seguridad, es porque no respetan la duda razonable de otras persona, van a lo suyo y lo suyo es su pesebre, su oficio indigno por su mal hacer , Sanchez es uno de los posibles peores ejemplos del buen politíco, es ejemplar su toxicidad, el daño gigantesco a la economía y el esfuerzo de todos los españoles, es un posible candidato al banquillo judicial, al tiempo.

    Solo una cosa mas, yo no rezo, ni espero milagros, ni siquiera espero reconducción de conductas arribistas de este y del de Podemos, me queda una sola opción, en este momento, y es que mi voto se va escorando mas y mas derecho a la derecha mas derecha y linea recta a todo gas, no queda otra,inoculación en vena del predador natural.

  3. Ramón

    Tres cuartos de lo mismo, cada vez que lo oigo, se me revuelven las tripas, y tengo que ir a la carrera al baño, tiene, para mi, un efecto laxante extraordinario.
    Supongo que será por “…digo esto y lo contrario…”.

Comenta