La tristeza como pecado

Evagrio tenía razón

Cuando se discute si el que pega a la señora por quitar el dichoso lazo es un matón o un probo ciudadano, es señal de que hemos perdido el norte y de que la ideología ampara el delito, como en las épocas peligrosas.

Cuando se cree que atacar a unos guardias civiles de paisano es un acto digno; cuando se protege a los profesores que acosan a niños por culpa de la profesión de sus padres; cuando se defiende a macarras disfrazados de sindicalistas que agreden a heladeras embarazadas, o a raperos que ensalzan la violencia, es que además, se ha producido una gravísima alteración de la percepción moral y filosófica de la vida, en los niveles establecidos desde Grecia, por no ir más lejos.

Pero si además de todo eso compruebas que tu gobierno, y alguno de los gobiernos instalados en las inmediaciones, no solo comulgan también con ese tipo de alteraciones, sino que pretenden saltarse a la torera el ordenamiento jurídico, las instituciones del Estado y el sentido común; cuando atentan a diario contra los principios de convivencia alcanzados con graves esfuerzos no hace mucho, cuando ves que quieren dejar indefenso al juez que defiende la ley; cuando añaden al órdago sus deseos de ¡asaltar la gramática de la lengua castellana! _ y es de imaginar que la de todas las lenguas oficiales _ y cuando ves que se colocan constantemente del lado de los que tienen por norma dinamitar al Estado, vía secesionismos, vía golpe al sistema democrático; te entra una tristeza infinita, de ésas que Evagrio Póntico incluye como el octavo pecado capital hasta que san Gregorio Magno decide eliminarla de la lista y dejarlos en siete, bajo el pretexto de que el humano tiene derecho a estar triste sin pecar por ello.

Hizo mal el papa del canto gregoriano. Hay que prohibir la tristeza, pero sobre todo, hay que penalizar a quienes la causan.

4 Comentarios a “La tristeza como pecado”

  1. Tolodapinza

    En esto de los gobernantes que adoptan las actitudes radicalistas, en un guiño cómplice y “molón” a los antisistema, ahora mismo la reina del santoral es doña Inmaculada Colau, alcalda de Barsalona, y su amorosa forma de encubrir a los manteros.

    Pero hubo antes otra Inmaculada, doña Inma Mayol, que fuera primera tenienta de alcalda de ese mismo Ayuntamiento y que no se recataba en proclamar que “a los okupas hay que comprenderlos”. Hablar es gratis, porque lo que es a ella nunca la desposeyeron los okupas del uso de su casa, entre otros pequeños detalles… porque siempre tuvo vigilancia policial en la puerta. Acabáramos, así cualquiera lanza soflamas antisistema.

    Con estos bueyes hay que arar, incluso a pesar de que los bueyes abandonen el buen criterio de toda la vida en la labranza y tracen los surcos por donde les salga de la testuz.

  2. Tolodapinza

    Craso olvido.

    Se me ha pasado meter en el ranking de políticos a cargo de gestión de gobierno municipal que sufran desviacionismo antisistema, a la lideresa del Ayuntamiento de Madrid, Doña Manuela Carmena.

    ¡Cómo olvidarla!

  3. Caplan

    Los españoles, los catalanes lo son , no somos, no son mas ” animales que los de algunos países de nuestro entorno ” lo que somos es mas incívicos, mas mal educados para la convivencia y el respeto , mas, mucho mas individualistas oportunistas y con esos mimbres estos cestos.

    Tenemos un grave problema de incivismo y de convivencia, eso nos lo han colado lo buenistas que creando rebaños asilvestrados gozarán de sus favores unos y otros, la buena educación no tolera la mala educación ni el recochineo por el ajeno.

    A casi nadie le importa el respeto, se respeta por miedo no por convicción de ” yo te respeto porque quiero que me respetes ” les da igual cada uno a lo suyo y el mas bruto gana por acojone o lo que sea, pero gana.

    ¿ Que de bueno saca para si el bruto si no hace brutalidades, que de bueno el sanguinario si no se alimenta de sangre ? .

    Las respuestas están en nuestra sociedad, una la CULTURA, MUCHA CULTURA y mientras esta hace su milagro con el tiempo la aplicación de las leyes es la otra opción , APLICAR LAS LEYES , APLICAR LAS LEYES, APLICAR LAS LEYES …..

  4. Jose Manuel Romero

    Ole las cosas bien dichas

Comenta