Franco, más

Villaverde con Barnard, aquello salió mal

Venga, hablemos de Franco, que es la mejor manera de no hablar ni de Cataluña ni de Begoña. Hablemos de Franco hasta la extenuación y digamos que era malo como la tiña, porque si se nos ocurre lo contrario tienen preparada una batería de decretos ley que ríete tú del paquetazo rojo de Maduro.

Primero te mandan a la cárcel y después, a la escuela de verano del PSOE, donde Tezanos te inyecta en vena una encuesta del CIS en donde sale que Sánchez es el presidente más cojonudo que ha existido en cualquier país de la Pachamama, o sea, de la madre tierra.

Sánchez es a Dios lo que Franco a Belcebú. A ver si te enteras, imbécil. Lo quieren sacar del Valle para enterrar a Sánchez en el hueco que deje libre. Cuando se muera, claro; no ahora, que todavía vive y colea.

Lo mejor sería que nos enterraran allí a todos. No hay grandes dificultades técnicas, ni de espacio. El Valle de los Caídos. ¿Quiénes son los Caídos? Los que no se tienen en pie, verbigracia, el personal.

Otero Besteiro quería enterrarse en su mosca-tumba, que era un féretro con forma de díptero. “La mosca es el animal más perfecto que hay”, decía él, a pesar de que era dueño de un mono llamado Manolo. Al final lo vienen a enterrar a O Corgo con sus válvulas de choto americano que le instala en su corazón el marqués de Villaverde.

Ya ves. Tanto renegar de las instituciones y permites que el yerno de Franco te inserte un trozo de ternera. El médico más institucional que entonces te puedes echar a la cara.

¿Por qué no una mosca-tumba para Franco en pago por el choto? Hablemos del tema unos cuantos meses más, a ver si conseguimos que Sánchez llegue entero a las elecciones, sin que suelte jirones de su carne a cada paso que da.

El Caudillo, como siempre, rindiendo favores a la patria.

2 Comentarios a “Franco, más”

  1. Tolodapinza

    Bueno, bien, vale, de acuerdo. Venga, desenterremos a Franco.

    Sacar los huesos de Franco del sepulcro y llevarlos… no se sabe muy bien adónde, está siendo un trampantojo estupendo para que los medios no hablen de otra cosa, y así Sánchez evita que se hable de su titulación académica, de su esposa la electricista (por los enchufes), del carajal catalufo, de los violentos asaltos a la valla fronteriza de Ceuta, del decretazo para saltarse al Senado, etc.

    Pero, a ver, alma de cántaro. La exhumación y traslado de lo que quede de Franco lleva como mucho un día de trabajo. ¿Y después? ¿Qué nuevo “gesto trascendental y muy necesario” te inventarás para eludir las responsabilidades de gobierno que mendigaste asumir?

  2. Caplan

    Empiezo a sospechar que Franco era mucho Franco, recuerdo ciertas cosas, otras me las contaron, también lei cositas que opinaba de los españoles, tambien de aquella España de las repúblicas, de aquella otra anterior a ellas, de algo de nuestro pesimismo despues de aquellos desastres coloniales, de nuestros reyes y reyezuelos y reinas y reyezuelas, de nuestros individualismos a lo bestia, en fin , en fin, de aquello que nos conformó el carácter, de lo que somos hoy y de la pegajosa nostalgia que nos hace avanzar a paso lento y sufrido hacia tanto cainismo como desespero.

    Nos creemos mas de lo que somos, quizás merecedores de un control que como dijo aquel ” no se os puede dejar solos ” lapidaria y tremenda frase que parece mas certera cuanto mas lejos estamos de ” él ” .

    Yo les diría a estos que constantemente le recuerdan aquello de ” ni contigo , ni sin ti, tienen mis males remedio, contigo porque me matas , sin ti porque me muero ” osea amor del bueno de una forma obtusa y rebuscada. En sicologia se dice que cuanto mas hablas u odias algo mas cerca estás de que lo hablas, lo creo firmemente.

    Españoles Franco no ha muerto, sigue mas vivo que nunca, Franco está metido en el cuerpo y alma de todos los que dicen odiarle, no le odian, le aman, le necesitan, no son nada sin EL.

Comenta