Tragedia en Platerías

Me temo que no es uno, sino miles

Lo siento. Cuando mis ojos chocan contra la escultura pintarrejeada de Platerías no me reflejan a ese energúmeno de dos patas que, solo o en compañía de otros, ha dedicado sus mejores esfuerzos pictóricos en embadurnar un monumento.

No, porque energúmenos los ha habido siempre y ese tipo, que ni es iconoclasta, ni cáscara amarga, ni furioso, sino simplemente bobo, surge fruto de una elaborada cocción, fruto del “todo vale” y del “yo tengo derecho a”, pero nunca del “yo tengo obligación de”.

Por lo tanto, cuando tropiezo con la foto de Platerías yo veo a mucha gente que trabaja coincienzudamente, no solo para que tales cosas ocurran _ que eso sería el gamberrismo clásico _, sino para que esas acciones tengan un supuesto soporte intelectual que las justifique.

Hace días un periodista pregunta también a unos supuestos músicos por Mozart y uno de ellos responde algo así como que “es un carca que escribe música clásica”, y en vez de ser detenido de inmediato para ser ingresado en una escuela de párvulos hasta que se le borre la cara de ignorante, no solo se reproduce su respuesta, sino que se le deja en libertad para que divulgue sus ideas a más y más gente, convencidos de que ellos son la luz del faro de Alejandría.

Esto nos lo hemos ganado a pulso tras muchos años de esfuerzos emborricadores. No es flor de un día, ni un caso aislado, ni una oveja negra, ni un sabio descarriado. Hay una amplia masa que aprueba el dibujo de Platerías, que lo ríe y que lo aplaude. Una masa que ha pasado por aulas y como la virgen, ha salido de ellas, ni tiznada ni manchada, tal como entró. ¿Cómo, si es la generación mejor preparada de la historia? Milagro. Pregunten en recepción.

Y la peor noticia de todas, el que pinta en Platerías y los que se lo ríen, también votan.

2 Comentarios a “Tragedia en Platerías”

  1. Ramón

    Esto es el fruto de la educación que nos hemos dado, después de pasar por los distintos gobiernos, ineptos que nunca se preocuparon de hacer un proyecto educativo contando con los educadores, muy al contrario lo que les preocupaba, era que saliesen de las escuelas, adoctrinados, ignorantes, que sean fácilmente moldeables para poder ser llevados a donde su ideología les interesa.

  2. Caplan

    La “memecracia” ha llegado y no podemos dejar que se establezca continuando una larga tradición datada en esos extraños días de la democracia donde todos eramos sospechosos si eramos respetuosos con las leyes y el sentido común, la fiesta ” pá toos, tooas ” dio carta de guays a todos aquellos que confundían culos y témporas.

    Romper moldes, atreverse a los cambios a cuenta de que te puedan romper la cara de un hostiazo , antaño correr ante los grises etc , era necesario y razonable y para los mas jovenes mas aun.Hagamos posible lo imposible, eso era un buen eslogan.

    Hoy es esto que da pie al comentario y es la meada de la choni y es la del buenismo y es la de tantas y tantas estupideces que están bien vistas y son de buen rollo que te dejan confinado al ostracismo social, solo fuera de algunos ghettos de personas abocadas a hablar entre los mismos de siempre y pocos.

    Una vez estaba hablando de un genero musical y me dijeron casi carca y antiguo y les contesté que también sabía algo de romanos y griegos y yo no tenía 2500 años, creo que no les convencí.

    A algúnos les molesta hasta el aire y tienden a destruirlo todo.

Comenta