El plan pis

Objetivos alcanzados

Si ahora voy yo y digo que no sabemos reaccionar a la agresión de unos manteros contra un turista norteamericano en plena plaza de Catalunya, me empiezan a caer encima epítetos de toda clase que incluirían, por supuesto, los de racista, supremacista, imperialista, capitalista, negrero, proyankee y otros que ahora no se me ocurren.

De modo que voy y lo digo. Y añado, eso es lo mínimo que va a venir si no se recupera la necesidad de la ley para garantizar la convivencia. Como dice Graciano Palomo, ahí lo dejo.

De Barcelona llegan esta mañana noticias transformadas en orines, botellón, vómitos, manteros y enfrentamientos. Nada que ver en apariencia con el pretendido golpe de Estado que fraguan con insistencia los organismos estatales allí establecidos, como la Generalidad, pero solo en apariencia.

Cierto que la carta de presentación de la alcaldesa Colau fue una señorita abierta de piernas meando en la vía pública de una ciudad; cierto que esa imagen fue un golpe a la retinas de sus votantes que jamás podían sospechar hasta qué profundas simas había caído la oferta política.

Entonces, ¿qué era aquello? ¿Una llamada de atención? ¿Un happening al viejo estilo de los sesenta? ¿Una tontá? No. Era el programa político de la candidata. Si me votáis, en poco tiempo convertiré Barcelona en el urinario más grande de Europa, porque además confío que a mi favor juegue toda una política de desobediencia, de expulsión de empresas y de chupar del bote que llevarán a cabo los organismos autonómicos.

Para la perfecta culminación de mis planes_ suponía la alcaldesa en ciernes _, debemos tener en cuenta que en la Moncloa siempre podemos poner un panoli que lo autorice, lo financie y se ría en las fotos. Difícil, pero es factible, y que encima gane el CIS.

3 Comentarios a “El plan pis”

  1. Caplan

    Hay partidarios de la lluvia dorada, yo no y tampoco de la meada dorada, gris, espumante o no, pero haberlos haylos.

    Miami, mi hijo vive allí, mi nueva familia vive allí, yo voy varias veces al año, mi hijo nacionalizado Estadounidense es una persona feliz e integrada totalmente, asume los valores Estadounidenses sus derechos y obligaciones de forma íntegra y lo que aquí está pasando le deja sonrojado , su familia y amigos no se lo creen, yo pienso igual que mi hijo y me siento pleno en USA y en concreto Miami.

    He compartido instantes muy agradables con Un Sheriff en Carolina del Norte, con la camiseta de los Dolphins se congraciaban conmigo toda clase de gentes, blancos, negros, hispanos, si necesitas ayuda te la prestarán, si les desafias o eres grosero te responderán, pero en general NO HAY DESMADRE, las cartas boca arriba señalan que de trampear la convivencia lo justito porque no se tolera.Si tienes tu casa y el tejado está sucio te pedirán que lo arregles si tu cesped u otros esta descuidado te pedirán que lo soluciones y todo ello porque es vital para que todos disfruten de su valor, en España esto sería sentido como exageración.

    Una mujer meando de pie podría ser claro síntoma de la ausencia o envidia del falo, que está mal del cerebelo ¿porqué
    otra cosa podría ser ? la tipa, la choni, la fulana, la tia podría seguir y completar la faena y pregonar la vuelta a las calles llenas de mierda de siglos anteriores, antes por los caballos, ahora sería por las neo-cerdas.

  2. Tolodapinza

    Aquí mucho blablabla, pero nadie mueve una ceja.

    Ves los noticiarios de la televisión y entrevistan a uno o dos (dos como mucho, que el tiempo en TV es carísimo) comerciantes indignados por todos los impuestos y tasas municipales que pagan, y por las pérdidas que les causan los manteros que, por cierto, no parece que paguen impuesto alguno. Se dicen indefensos por parte del Ayuntamiento al que pagan religiosamente, ¡y ay de ellos si no pagan!

    Pues oye, menos blablabla, y más actuar.

    Opción A) también llamada cafre: Contratar a una brigadilla de mocetones del este europeo que, con sus oportunos lanzallamas, quemaran todo el contenido de las mantas.

    Opción B) también llamada Martin Luther King: Desobediencia civil pero hasta las últimas consecuencias. Primera y principal desobediencia no pagar ningún tipo de impuesto municipal. Luego, las que vengan: romper horarios comerciales, cobrar en negro, etc.

    Estoy seguro de que por la repercusión mediática ─incluso a nivel europeo─ que esto tendría, y por la publicidad implícita que les haría, habría empujones de buenos gabinetes de abogados para hacerse con este caso y dispuestos a amparar legalmente a este colectivo de comerciantes perjudicados en su lucha contra la Administración y su buenismo atontado.

  3. Caplan

    Todolapinza…Estoy muy de acuerdo con usted.

    Que bello es soñar y que hostiazo te llevas con la cruda realidad, me acuerdo del dicho ” charlas de taberna, charlas da merda ” pido disculpas , estamos en una sociedad desarmada y esperando a que otro actúe, lo cierto que esta desactivación como ciudadanos podría corresponder a que no nos lo creemos, mire con un poco de detenimiento a su alrededor y verá lo que tenemos como baza ante los podridos políticos y sus desmanes.

    Aquí se está viviendo de rentas de nuestros mayores e incluso de las nuestras y estas empiezan a escasear, estas situaciones tan fuera de control van a tener serias consecuencias, ojalá no y ojalá si , ya no lo se.

Comenta