Se han vuelto tarumbas

Viernes, prepárate para lo que te viene encima

Manda Sánchez, o Calvo manda, que hagamos paritaria la obra de Cervantes; o sea, que así como nos referimos a Don Quijote cuando la nombramos ante las amistades, en casa, o en los crucigramas, añadamos …y doña Dulcinea, de tal forma que se equilibren las fuerzas y el título resultante de la novela sea El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha y la no menos Ingeniosa doña Dulcinea del Toboso que tanto monta, monta tanto.

A partir de ahí ya podemos hablar de igualdad, y si a la pregunta de un crucigrama, “famosa novela cervantina” solo le corresponde una respuesta de siete casillas, sepan ustedes que el crucigramista, además de serlo, peca de machismo por olvidarse de la protagonista imaginaria.

Da igual que Cervantes haya centrado en el hidalgo el quid de la historia que nos quiso contar y que los demás personajes sean secundarios por voluntad expresa de su creador. Es orden del Gobierno que los elevemos de rango por bien de la igualdad. ¿Cabe mayor patochada ágrafa?

Diga el Gobierno también que menos hablar de La Regenta, doña Ana Ozores, y más de don Fermín de Pas, el magistral provisor de Vetusta, que igualdad no es solo elevar la mujer a donde está el hombre, sino al hombre donde se haya la mujer. Igualdad para mosqueteros y mosqueteras, para Pantaleón, Pantaleona, los visitadores y las visitadoras, que nazca Tirana Banderillas y Lisístrato; que el lobo estepario sea esteparia y que suba de rango la señora de los anillos, aunque para encontrarla haya que devorar antes 200 páginas.

La igualdad _ esa igualdad _, es lo chachi y lo sublime. El resto, filfa. Ni sabemos lo que es.

Difícil ejercicio nos queda por delante cuando le toque el turno de igualación a la novela de Defoe, Robinson Crusoe. Una sugerencia, que Viernes pase a llamarse Dominga y listo.

2 Comentarios a “Se han vuelto tarumbas”

  1. Caplan

    El problema a resolver es otro y mas de fondo, con mas calado y no es la cuestión extrañarse porque idiotas hagan idioteces, es de extrañarse por el como han llegado hasta donde han llegado, han llegado para concluir nuestras vidas en continua exasperación, los idiotas tienen esa cualidad, desesperan a cualquiera.

    El nivel de ascendencia de la rama politica es como bacterial, la forma en que ascienden dentro del aparato tóxico, partidos , es como la de la mierda disuelta en un tubo de ensayo que esta sube y flota.

    ¿ Como se resuelve que , por ejemplo , las memadas de estos sin un cerebro útil no se produzcan ? es sencillo, eligiendo otros mejores si los hay, difícil si, imposible no, hagamos un intento hercúleo que a lo mejor sale bien.

    Por cierto que esto de la igualdad está bien y no tanto y esto es porque es imposible y habiendo pequeñas posibilidades de igualdad esta debería aspirar a ser excelente y no residualmente infame.

  2. Tolodapinza

    Hombre, ya puestos a innovar, sugiero (gratis et amore) que al famoso clásico de Alessandro Manzoni “Los novios” se le cambie por decreto el título y pase a llamarse “Las novias”.

    ¿O es que no tiene derecho a la gloria literaria el colectivo LGTB?

    ¡Vamos, hombre, hasta ahí podríamos llegar!

Comenta