El camino más erróneo

¿Es Irene lo suficientemente gorda y desastrada o habrá que purgarla?

Hasta hace unos años, quienes imponían las reglas en el vestir, en el hablar y en el comportarse eran los padres, las monjas y los curas. Bueno, también los modistos, pero ésos eran menos rígidos, aunque en su conjunto se les conociese como la dictadura de la moda.

Hoy contemplamos absortos que ese papel se lo adjudican el Gobierno y Podemos. El primero está empeñado en una campaña para que hablemos mal, pero rematadamente mal; con olvido de cuantas enseñanzas hemos recibido de las generaciones anteriores, que por fuerza fueron mucho más sabias, simpáticas y numerosas.

A cambio propone imponer una jerga artificial, ridícula y sin sentido. En ello pierden el precioso tiempo del siglo XXI y bastante dinero.

Ahora se añade el Manual de comunicación feminista de Podemos, que es como una Cartilla de Urbanidad falsa, solo con fines electoralistas. Tiene una ventaja frente a los intentos del Gobierno. Solo será de obligado cumplimiento entre los militantes, de modo que por ese lado estamos salvados.

El manual contiene aspectos tan curiosos como el rechazo hacia la mujer delgada y hacia las primorosamente arregladas. O sea, que mejor gordas y desastradas. Todo eso se supone que es muy feminista porque censura el modelo que gusta a los hombres. No me quiero imaginar el aspecto de las mujeres que hayan podido redactar este manifiesto que mide el grado de compromiso político por centímetros de cintura y por estética ruinosa en el vestir. A partir de ahí, puede venir lo que quieras.

Y lo que viene, por supuesto, es una nueva lección sobre el uso de los géneros que asquea hasta el vómito, porque reduce toda la política de igualdad a una mera fachada de impostura, tan falsa y antinatural que lejos de beneficiar, colabora a agrandar las distancias, que en definitiva es lo que parecen perseguir con ahínco.

2 Comentarios a “El camino más erróneo”

  1. Caplan

    Quizás, solo quizás pero no mucho quizás nos están llevando de una forma harto grosera a lugares donde al llegar no queramos estar y nos preguntemos como hemos llegado y quizás, solo quizás quien nos ha teletransportado, allí vamos y allí nos arrejuntarán cual bestias y ¡ sorpresa ! no han sido la derechas casposas ni las extremas rancias, habrán sido los que dan bulas de demócratas y como de dioses decían antaño ¡ dios te quiere ! ahora…. PODEMOS+PSOE TE AMAN , te aman tanto ,tanto que nada harás ni necesitarás porque ellos te proveerán, tu ni necesitarás pensar, solo pencar.

    Malas bestia son aquellos que deciden por ti sin que tu les hayas dado permiso, cetrinos berracos son aquellos que quieren decidir todo por ti y mansos borregos somos quienes les permitimos hacerlo. Nuestras sociedades van a ser un Gran Hermano que ni Orwell imaginó tan potente, perfecto, aséptico y sibilino, hoy ya está ocurriendo ¿ es tarde ya para evitarlo ? yo creo que es muy difícil contarestarlo siquiera porque es algo ya incrustado en nuestros cerebros, soy muy pesimista al respecto.

  2. Tolodapinza

    A mi modo de ver, la demostración más palmaria de la infinita capacidad de idiocia de un cerebro humano, es cuando le oyes decir a uno que porque otro lleva los pantalones planchados con raya (o simplemente una camisa limpia): «seguramente es un facha».

    Es el imperio de la apariencia externa. Para ser antisistema, izquierdista y progresista hay que vestir lo más parecido a harapos. ¿Nos hemos vuelto todos tontos o ya lo éramos?

    Manda carallo, amiguiños, moito carallo. Con perdón.

Comenta